San Prudencio, una festividad para chuparse los dedos

Del 27 de abril al 1 de mayo la green capital celebra las fiestas de San Prudencio y Nuestra Señora de Estíbaliz, donde un programa repleto de actividades culturales, lúdicas y deportivas completan los actos religiosos y tradicionales que suceden durante estos días. Además, trae consigo la degustación de gastronomía típica de esta festividad, destacando los caracoles al estilo tradicional alavés, el revuelto de perretxikos o la tarta especial de San Prudencio. La cocina del restaurante Margoa, con el Chef Aleix Alonso a la cabeza, ofrece a los huéspedes de Gran Hotel Lakua, así como visitantes, un menú donde es posible disfrutar todos estos manjares.   

 El mes de abril llega a su fin y, con él, la celebración de las fiestas de San Prudencio y Nuestra Señora de Estíbaliz. Así, del 27 de abril al 1 de mayo, Vitoria-Gasteiz se engalana para honrar a su patrono. Durante cinco días, la green capital vive inmersa en un ambiente festivo donde a los actos tradicionales como son la Tamborrada, donde cocineros y representantes de las sociedades gastronómicas de Álava recorren la calles, vestidos con amplios delantales y sombreros, al son del txistu y el tambor; o la romería popular del 28 de abril –San Prudencio- en la Basílica de Armentia; se une un completo calendario de actividades para todos los públicos y preferencias. Desde exhibiciones y competiciones deportivas –Herri Kirolak-, hasta concursos de bailes tradicionales como el aurresku, certámenes de pintura y espectáculos musicales. El calendario completo de actividades puede consultarse aquí.

San Prudencio es, también, la fecha perfecta para degustar platos típicos de la cocina vitoriana ya que, además de las muestras culinarias incluidas en el calendario de eventos, no hay cocina en Vitoria-Gasteiz que olvide incluir en su menú manjares como los caracoles al estilo tradicional alavés, el revuelto de perretxikos –un tipo de seta o la tarta especial de San Prudencio -nata, cacao y bizcocho-.

De este modo, visitantes y locales podrán acercarse al restaurante Margoa, en Gran Hotel Lakua, para descubrir todos los secretos de la gastronomía vitoriana. Los fogones del único cinco estrellas de Vitoria-Gasteiz, guiados por el Chef Aleix Alonso, venerarán a San Prudencio cocinando sus más exquisitos manjares.

Así pues San Prudencio se convierte en una fecha ideal para recorrer las calles de la capital alavesa, participar de su folclore y saborear la excelente gastronomía que la ciudad ofrece. Para ello, Gran Hotel Lakua, además de convertirse en un embajador de las tradiciones gastronómicas, dispone de 147 habitaciones, 27 apartamentos de 55 m2, cinco estudios dobles y un estudio individual de 38 m2 para que la única preocupación del viajero sea elaborar su agenda para estos días festivos. Jai Zoriontsuak!

Please follow and like us:
0

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.