6 pueblos para descubrir la otra esencia de Formentera, más allá de sus playas

 

Repartidos por toda la isla, son la alternativa perfecta para relajados paseos de media tarde, tras una intensa mañana de chapuzones

  

Formentera, en verano, es sinónimo de playas de aguas cristalinas, mercados, mercadillos y románticos amaneceres o atardeceres en sus dos faros: La Mola y Cap de Barbaria, respectivamente. Pero, a diferencia de esos paraísos lejanos de los Mares del Sur donde ‘solo’ hay naturaleza, Formentera aporta también un valor añadido: el encanto de sus 6 pueblos. La Savina, Sant Francesc, Sant Ferran, Es Pujols, Es Caló de Sant Agustí y El Pilar de la Mola. Cada uno con sus peculiares características, distintas pero complementarias, invitan al viajero a descubrir esa otra esencia mediterránea de la isla: la de sus calles y plazas, sus monumentos patrimoniales… y sus gentes. Bienvenidos a ‘la otra’ Formentera

 

         1–La Savina, mucho más que la puerta de entrada a la isla

          El Puerto de La Savina fue creado a finales del siglo XIX para ofrecer refugio alternativo a los propietarios de embarcaciones amarradas en el Estany des Peix. Y con los años se convirtió también en punto estratégico para exportar la sal que se recolectaba en las salinas, por lo que se fueron desarrollando allí todo tipo infraesrtructuras para favorecer su transporte. Hoy día todas esas instalaciones se han reconvertido para enfocarse en el turismo siendo el puerto la principal vía de abastecimiento para toda la isla A él llegan los ferrys desde la vecina Ibiza o la alicantina Dénia (solo de abril a octubre) repletos de viajeros ansiosos de disfrutar del ‘último paraíso del Mediterráneo’. Al puerto pesquero de siempre, refugio de vetustas embarcaciones, ha unido el puerto deportivo, con sus modernas embarcaciones de recreo. Bullicioso y alegre, está repleto de bares y restaurante, un mercadillo vespertino de ropa y complementos y establecimientos donde alquilar vehículos de todo tipo, en especial bicicletas y motos. Y también donde hacer acopio de información para empezar a disfrutar de la isla.

 

         2–Sant Francesc Xavier, la capital, cargada de patrimonio

         Estratégicamente situada en el interior de la isla, es cruce de caminos para conocer todos los rincones de la isla. Su corazón es la Plaza de la Constitució, sede del ayuntamiento y del Consell Insular. Pero lo que más llama la atención en ella es su iglesia-forteleza del siglo XVIII. Deambular por su centro histórico es sentir la alegría que destilan sus calles peatonales, con sus bares, terrazas, restaurantes y pequeñas boutiques donde adquirir prendas únicas. También son dignos de visita el Museo Etnográfico, la capella de Sa Tanca Vella (del siglo XIII, cubierta por una bóveda de cañón) o el Fossar Vell, cementerio restaurado por el arquitecto formenterés Marià Castelló, con una intervención que le valió ser finalista en los premios FAD de arquitectura 2017. Y a las afueras, una pequeña caminata para admirar los molinos de Sa Miranda: El Molí d’en Mateu (hoy vivienda privada) y el Molí d’en Jeroni. Ambos datan del siglo XIX aunque dejaron de funcionar en la década de los 50. Desde ellos hay una espectacular vista panorámica.

 

         3–Sant Ferran, bohemia y la creatividad

         En los años 70, esta pequeña localidad fue el punto de encuentro de hippies y bohemios, reunidos en la legendaria Fonda Pepe, aun abierta hoy día. Y sigue destilando creatividad, expuesta en sus dos mercados: el artesanal y el artístico. A nivel patrimonial destaca su iglesia parroquial, Sant Francesc de Ses Roques, de finales del siglo XIX y declarada Bien de Interés Cultural –en la tipología de conjunto histórico– en 1996. Es la más pequeña de las tres únicas iglesias parroquiales de la isla (junto a las de Sant Francesc y El Pilar de la Mola). Muy cerca hay otros dos molinos de viento: Molí d’en Teuet y Molí de Ses Roques. Al sur están los embarcaderos de Cala en Baster y al este los bellos acantilados de piedra marés, utilizada para la construcción de las casas.

 

           4–Es Pujols, epicentro de la hoteleria y el ocio nocturno

          Ubicada al norte, entre la playa de Llevant y Punta Prima, aglutina la mayor oferta hotelera de la isla. Con un bullicioso Paseo Marítimo salpicado de restaurantes, bares, pubs, terrazas y tenderetes de artesanía, en un mercadillo que abre todos los días de la semana, de 19:00 a 24:00 horas. Es Pujols también presume de la única playa urbana de la isla, un arenal de unos 700 metros en paralelo a su Paseo Marítimo, en el que ‘conviven’ también algunos varaderos de madera. Es la localidad que le da un toque de ‘locura y frenesí’ a la tranquilidad generalizada que impera en el resto.

 

         5–Es Caló de Sant Agusti, fotogénico pueblo de pescadores

           En la costa de Tramuntana, esta coqueta y pintoresca aldea de fuerte tradición pesquera cuenta con un peculiar puerto natural donde destaca su impresionante conjunto semicircular de varaderos de madera que dan cobijo a los llaüds (barcas tradicionales de pesca), declarado Lugar de Interés Cultural en 2022. Con algunos restaurantes en los que degustar buen pescado fresco, marisco o arroces. La zona playera que la antecede –Ses platgetes, conjunto de tres calas casi idénticas– contrasta con los rotundos acantilados de La Mola, hacia el norte. Y a su salida está el punto de partida de la más bella de las 32 Rutas Verdes de Formentera (Ruta 25), conocida como Camí de Sa Pujada, pues recorre íntegramente el histórico camino que era único acceso a la parte más elevada de la isla.

 

         6–El Pilar de la Mola y su famoso Mercado Artesano

         Ubicada en el extremo este de la isla, es la única localidad de este altiplano de 192 metros de altura, techo de Formentera. Es el pueblo más tranquilo… salvo las tardes de los miércoles y domingos, de mayo a octubre, cuando entra en ‘ebullición’ su Mercado Artesano, el más famoso de la isla. Al final del pueblo, en direccion al faro de La Mola, es de obligada visita la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Pilar, constuida en el siglo XVIII para atender las necesidades espirituales de esta comunidad tan aislada del resto. Y también camino del faro hay un desvió que permite llegar hasta el más bello y mejor conservado de los molinos de la isla, el Molí Vell de la Mola, del siglo XVIII. Es el único que puede visitarse –gratuitamente– en su interior, de miércoles a domingos, de 17:00 a 20:00 horas. Está declarado Bien de Interés Cultural tras ser rehabilitado totalmente, incluído su mecanismo tradicional, por lo que puede admirarse su fabuloso engranaje.

     Más información en: https://www.formentera.es/explorar/pueblos/

10 pruebas para descubrir Roses en un divertido ‘Tour Familiar’

 

“Papis… ¡me abuuurro!”. ¿Quién no ha escuchado nunca esta expresión tan propia de los más peques cuando viajamos en familia a un destino? Los atractivos patrimoniales que tanto gustan a los adultos pueden ser un suplicio para los hijos si no se les ‘da una vuelta’ y convierte en protagonistas de un juego. La localidad rosense, referente de la Costa Brava, dio con la clave el pasado año… y este verano repite su propuesta ‘Roses Tour familiar’. ¿En qué consiste? En resolver sencillas adivinanzas que conducirán hasta los 10 principales lugares de interés, señalizados con una placa, y con un pictograma en relieve que deberán reproducir en fichas con una cera de color hasta completar el recorrido. Curioso… ¡y divertido, ¿verdad?! Una original manera de descubrir el gran patrimonio de Roses de forma amena. ¡A jugar!

 

      

   ‘Hace ya muchos años, el antiguo pueblo de Roses estaba dentro de estas murallas’. ‘Si venís por la tarde, podréis ver las capturas de la jornada de pesca de los pescadores’. ‘Cuando no había lavadoras, las mujeres de Roses venían aquí a lavar la ropa y a charlar un buen rato’. Desde sus muros, sobre el faro, los soldados vigilaban los barcos que entraban en la bahía de Roses’… Y así, hasta 10 sencillas adivinanzas que llevarán a las familias con hijos a un divertido e instructivo ‘Roses Tour familiar’.

 

         La Ciudadela (museo arqueológico al aire libre con 25 siglos de históricas huellas, griegas, romanas y medievales), el Castillo de la Trinitat (fortín de artillería del siglo XVI), la iglesia de Santa María (en el corazón de la localidad), el puerto pesquero (Cofradía de Pescadores), el puerto deportivo (Grupo de Deportes Náuticos), el faro de Roses, el mercado municipal, la plaza de la Pau (con un refugio antiaéreo de la Guerra Civil), el antiguo lavadero y el cañón del Paseo Marítimo son los 10 puntos señalizados con una placa y un pictograma en relieve. ¿Qué hacer en ellos? Muy fácil: reproducirlos sobre las correspondientes fichas que se entregarán en la Oficina de Turismo, editadas en varios idiomas. Quienes completen el recorrido y entreguen allí las fichas recibirán un obsequio: escoger al azar un sobre donde se especifica el premio obtenido.

 

 

Como gran novedad de este año, diversas empresas de Roses, certificadas en su entorno con la marca de ‘Playa en familia’ de la Agencia Catalana de Turismo, ofrecerán premios a los niños que completen el Tour, descuentos y gratituidades en sus servicios. Estas empresas son: Aquabrava, Minigolf Greens, Bicicletas y Rutas (que alquila bicicletas), los cruceros marítimos Els Blaus de Roses y el tren turístico Roses Expres.

 

El objetivo de ‘Roses Tour familiar’ es múltiple: incentivar el conocimiento de Roses, educar en un turismo cultural y sostenible, desconectar del mundo virtual y favorecer los ratos de ocio familiar de calidad. Y es que Roses acredita desde 2010 el certificado de ‘Destino Turístico Familiar’ promovido por la citada Agencia Catalana de Turismo de la Generalitat. Consciente de que el 60% de los turistas que visitan Cataluña lo hacen en familia, Roses ha apostado en los últimos años por importantes acciones como este ‘Tour’.

 

         Y del 10 al 15 de agosto… ¡La Fiesta Mayor!

Como cada año, Roses celebra durante la segunda semana de agosto su ‘Fiesta Mayor’, una oportunidad única para disfrutar de esta localidad de una manera muy especial, con un variado programa de actividades para todos los publicos, entre ellas: ‘Escape Room en la calle’ (10 agosto), ‘Gran tobogán acuático’ y ‘Fiesta de la espuma’ (13 agosto), ‘Correfoc’ por toda la localidad, a las 21.30 (14 agosto), o ‘Pasacalle’, ‘Encuentro de gigantes’ y ‘Visita teatralizada a la Ciudadela, con Fuegos Artificiales’ (15 agosto).

 

Y durante toda la fiesta, los conciertos gratuitos en el Recinto Ferial ‘Barraques de Roses’, con las actuaciones de: Los40 on Tour (10 agosto), Cotton’s Roses (11 agosto), Roba Estesa y Gertrudis (12 agosto), The Tyets y La Fúmiga (13 agosto) y Clima y Orquesta Maribel (14 agosto).

 

Todo el programa de la Fiesta Mayor en:

https://www.rosescultura.cat/ca/festa-major5.html

Más Información del destino en: http://es.visit.roses.cat

 

Las 4 claves del IºCongreso de periodismo gastronómico de Menorca

Promover el debate entre periodistas, cocineros y profesionales de la hostelería, además de la participación de lectores y seguidores de la crítica es la esencia del Iº Congreso de Periodismo Gastronómico en el marco de Menorca, Región Gastronómica Europea 2022. ¿Su objetivo? Contribuir a educar para una mejor alimentación, promoviendo la gastronomía saludable y circular, y los estándares de turismo sostenible. Entre los ponentes ya confirmados figuran José Carlos Capel, Ana Vega Pérez de Arzulea, Toni Massanés, Wendy Barrie (Escocia), Roberta Garibaldi (Italia) o Lila Karapostoli. El Congreso concluirá con una declaración de principios éticos bautizada como ‘Declaración Menorca 2022’

Menorca sigue consolidándose como destino culinario de referencia mundial. Y dentro de su año de mandato como Región Gastronómica Europea 2022 ya ha puesto las bases del que será uno de loe eventos estrella de su amplio programa de actividades: el Iº Congreso de Periodismo Gastronómico. Una cita dirigida a todos los profesionales del sector con el objetivo de ser un punto de encuentro y reflexión para tratar los distintos aspectos de la escritura gastronómica.

El Congreso fue presentado por la participación de Pep Pelfort (miembro de la Asociación de Periodistas y Escritores Gastronómicos de las Islas Baleares), Gonçal Seguí (gerente de la Asociación Leader Menorca) y Josep Pastrana (Vicepresidente de la Fundación Fomento del Turismo y Consejero de Economía y Territorio del Consejo Insular de Menorca). Y el comité organizador del mismo está encabezado por el citado Pep Pelfort y los periodistas Bep Allès y Andoni Sarriegi, todos ellos miembros de la Asociación de Periodistas y Escritores de Baleares.

El Iº Congreso de Periodismo Gastronómico de Menorca cuenta con el apoyo de la Fundación Fomento del Turismo de Menorca, el Consell Insular (a través de su Departamento de Economía y Territorio, y del Departamento de Cultura, de Educación, Juventud y Deportes) y la financiación de la Asociación LEADER Isla de Menorca, en un proyecto Leader financiado con fondos Feader, en el marco del Programa de Desarrollo Rural de las Islas Baleares.

Estas son las 4 claves del Congreso:

1 Los Contenidos

Constará de dos grandes bloques. El primero estará dedicado a hablar sobre la gastronomía en femenino, poniendo énfasis en la poca presencia de las mujeres en los medios de comunicación, tanto a nivel de escritoras como de profesionales de la restauración. Y se pondrá en valor la labor diaria de las cocineras no remuneradas y su legado en forma de recetarios familiares anónimos, transmitidos de generación en generación. El segundo pretende reflexionar sobre la autocrítica gastronómica, el fenómeno de los influencers y las redes sociales, la falta de independencia asociada a grupos mediáticos y patrocinadores, y el apoyo a la sostenibilidad y gastronomía circular, con especial énfasis en el liderazgo de Menorca en estos ámbitos.     

           2 – Los Objetivos

Impulsar a la crítica gastronómica hecha desde la equidad y el respeto a la diversidad, tratando de sensibilizar sobre la importancia de la singularidad y patrimonio gastronómico de cada región. El hecho de poder celebrarlo en la isla que representa el paradigma de lo que podría ser la gastronomía sostenible –ya que Menorca es Reserva de la Biosfera desde 1993– hace pensar que puede ser el marco ideal para fomentar los valores propuestos. Y también contribuir a educar para una mejor alimentación, promoviendo la gastronomía saludable y circular, y los estándares de turismo sostenible para fortalecer el bienestar comunitario.

3 – Los Ponentes

Está previsto que asistan tanto del panorama gastronómico nacional (Catalunya, Madrid, Galicia…) como internacional, por lo que se ha invitado a periodistas y escritores de Hauts-de-France (Francia), Trondheim (Noruega), Coimbra y Minho (Portugal), Eslovenia, Kuopio (Finlandia), South Aegean (Grecia), Sibiu (Rumanía), North Brabante (Países Bajos), Galway (Irlanda), Aarhus (Dinamarca), East Lombardy (Italia), Riga (Letonia).

Por el momento están ya confirmados: José Carlos Capel (El País), Ana Vega Pérez de Arlucea (Premio Nacional de Gastronomía en 2018), Toni Massanés (Director general de la Fundación Alicia), Julia Pérez Lozano (miembro de la Real Academia de Gastronomía), Jorge Guitián (Gourmand World Cookbook Award), Carme Gasull (cofundadora del portal Gastronomistas), Carlos González Cano (GastroSER), Lila Karapostoli (escritora y periodista gastronómica griega), Wendy Barrie (presentadora de programas de cocina escocesa y cofundadora de The Scottish Bread Championship), Roberta Garibaldi (profesora de Gestión Turística de la Universidad de Bérgamo, Italia). Entre ponentes y asistentes se espera que puedan participar unas 250 personas.

4 – Las inscripciones

Para poder asistir al Congreso y acreditarse, bien sea como profesional o como persona interesada en gastronomía, será necesario hacerlo a través de la web de Menorca Región Gastronómica (www.menorcaregiongastronomica.com ), que dispone de un apartado especial para ello.

 

El Hotel Alhambra Palace (Granada) presenta su nuevo ‘huerto urbano ecológico’

 

Recuperar la esencia agrícola del Al-Ándalus con hortalizas, frutas y verduras frescas de cosecha propia. Éste es el ilusionante reto de un hotel centenario … ¡que apuesta por la innovación y la sostenibilidad! El Alhambra Palace del siglo XXI ha dado un paso más en su reinvención contemporánea con la creación de un ‘huerto urbano ecológico’. Un gran proyecto de su chef, Esaú Hita, para que este ‘palacio de los sueños’ siga alimentando nuevas experiencias, gustativas y sensoriales

 

Este proyecto surge con la idea de desarrollar un ‘huerto urbano ecológico’ en el espacio de su recién renovada terraza almenada. Los clientes podrán disfrutar de las vistas del huerto desde nuestras terrazas panorámicas. Cuenta con un punto importante a su favor, ya que el propio hotel se halla dentro del enclave de la Alhambra, en el cuál su Patronato ha recuperado y habilitado para su visita las huertas de la Alhambra, apoyándose en el estudio de la agricultura del Al-Ándalus cuyos archivos históricos han permitido detallar datos acerca de los cultivos y las especies agrícolas de las huertas del Generalife.

 

Disponer de este ‘huerto urbano ecológico’ permitirá al hotel muchas ventajas; como ofrecer a los huéspedes hortalizas y verduras frescas, recién cortadas; potenciar el factor decorativo con bonitas composiciones de formas y colores en los bancales y lograr que la oferta gastronómica gire en torno a la época, proponiendo cocina de temporada y dando protagonismo al producto; o potenciar la apuesta por la huella de carbono, tanto por el trato de residuos (convirtiéndolos en compostaje) como por la apuesta por la ecología.

 

 

Un ‘huerto ecológico’ es un espacio en el que se cultivan –para ser usados en la cocina– plantas hortícolas, pequeños frutales y aromáticas sin utilizar productos químicos, libre de pesticidas o abonos artificiales. En él se llevan a cabo técnicas tradicionales que favorecen la biodiversidad, como la asociación y rotación de cultivos, el uso de compost y otros fertilizantes naturales o la lucha integrada para la eliminación de plagas. Un factor importante es la biodiversidad; o sea, que haya varios tipos de plantas diferentes. Y también el ‘cultivo asociado’, que consiste en plantar dos o más especies en cierta cercanía que provoque una relación competitiva y complementaria a la vez. Gracias a ello hay un mejor aprovechamiento y rendimiento de la tierra, del agua y del espacio; mucho mejor que en los monocultivos.

 

Más información del hotel en: www.h-alhambrapalace.es