LAS DIFICULTADES DE ACCESIBILIDAD EN LOS DESTINOS DE CRUCEROS

El I Congreso Internacional TUR4all de Destinos Accesibles de Cruceros buscará soluciones a estos problemas los próximos 2 y 3 de diciembre en Valencia

El turismo de cruceros está de moda. En 2018 los puertos españoles recibieron a más de 10 millones de cruceristas, pero su capacidad de crecimiento es todavía muy grande, incluyendo la accesibilidad. En España hay tres millones de personas con certificado de discapacidad, cuatro si hablamos de dependencia y más de 7 millones son los que eligen su destino en función del nivel de accesibilidad. Si nos vamos a Europa, la cifra se dispara hasta los 90 millones. Pero… ¿se sabe realmente a qué problemas de accesibilidad se enfrentan al subirse a un crucero? En el I Congreso Internacional TUR4all de Destinos Accesibles de Cruceros que se celebrarán los días 2 y 3 de diciembre en Valencia se quiere sensibilizar sobre todo ello y se debatirán temas como este. Francisco J. Sardón, presidente de PREDIF, habla de los principales impedimentos que se puede encontrar un crucerista con necesidades de accesibilidad.

Por primera vez en España se realizará un congreso pensado exclusivamente en el turismo accesible de cruceros. PREDIF – La Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física y Orgánica- ha organizado el I Congreso Internacional TUR4all de Destinos Accesibles de Cruceros. El encuentro tratará de abordar todas las problemáticas para buscar soluciones e implicar a todos los agentes del turismo. Una forma de viajar que no solo afecta a las personas con discapacidad, también son familias con niños en carritos o personas mayores, porque si ahora mismo alguien preguntase a qué se tiene que enfrentar un cruceista cuyo viaje está marcado por la accesibilidad… ¿sabrías contestar?

 

Problemas con el transporte. En la actualidad un alto porcentaje de personas con movilidad reducida no se baja del barco, no porque no quiera, sino porque las opciones para hacerlo son límitadas y en algunas navieras no tienen dificultades para moverse con independencia. El presidente de PREDIF, Francisco J. Sardón ha señalado que “en algunos puertos suponen una auténtica hazaña trasladarse del barco a tierra, igual que en muchas ciudades los medios de locomoción no son accesibles: no hay autobuses de piso bajo o con rampa, no hay taxis adaptados, ni tampoco lo están los autobuses de las excursiones organizadas por las compañías…Todo ello dificulta mucho que los cruceistas puedan gozar de independencia en el destino”.

La restauración. En este aspecto es esencial que el establecimiento hostelero esté acondicionado para que las personas con necesidades de accesibilidad puedan entrar en él sin problema en las mismas condiciones que el resto de clientes. Para ello Francisco J. Sardón destaca que no deberían existir barreras físicas como los escalones en la entrada o accesos estrechos que no se puedan salvar, así como recomendamos, por ejemplo, cartas que sean fáciles de entender, con imágenes o pictogramas, o con códigos QR para personas con discapacidad visual

Acceso a la cultura. Entrar en un museo, visitar un monumento o llegar hasta una calle especialmente emblemática es fácil siempre y cuando no se tengan necesidades de accesibilidad. En el momento en el que eso ocurre puede ser una auténtica odisea. Hay muchos recursos turísticos que no están preparados para recibir a todas las personas, unos son por falta de información y otros por tener barreras arquitectónicas” ha asegurado el experto.

Dificultades en la comunicación. Las barreras físicas no son las únicas que uno se puede encontrar. Accesibilidad también implica igualdad de oportunidades para las personas que tienen discapacidad auditiva o intelectual. Estos apoyos son muy importantes para que las personas puedan disfrutar de sus vacaciones y son muy pocos los recursos turísticos que cuentan con apoyos para ellos como pictogramas, bucle de inducción magnética o intérprete de Lengua de Signos Españolaha comentado el presidente de PREDIF.

waiter giving menu to female costumer at the restaurant

Falta de formación. Los profesionales del sector turístico no reciben la instrucción necesaria en temas de accesibilidad ni saben cómo atender a las personas con discapacidad. Para Francisco J. Sardón, “en algunas ocasiones no es un problema de que no existan, sino de que los propios trabajadores no saben que cuentan con recursos accesibles. En muchas ocasiones no tienen ni la información y ni la formación necesarias para atender a clientes con discapacidad o a quienes necesiten apoyos en su experiencia turística”.

Todo esto y mucho más se tratará en el I Congreso de Internacional TUR4all de Destinos Accesibles de Cruceros que se celebrará los días 2 y 3 de diciembre en el Hotel Santos Las Arenas de Valencia. Un encuentro organizado por PREDIF junto a Turisme Comunitat Valenciana, AISM – Associazione Italiana Sclerosi Multipla-, Accesible Portugal y que cuenta con el apoyo de ENAT –European Network for Accessible Tourism– y Cruises News Media Group. Porque accesibilidad es sinónimo de calidad.

 

 

 

Please follow and like us:
0

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.