El delivery, clave para la hostelería post Coronavirus

El confinamiento ha provocado el cambio en el comportamiento de los consumidores: desde las compras online hasta consumir hostelería desde casa. Nuevos hábitos que parecen haber llegado para quedarse. David Basilio, CEO de Hosteleo, ha analizado la evolución de esta forma de disfrutar de la hostelería en el webinar “Reinventando el delivery”, una forma de consumo que verá en el teletrabajo a un aliado inesperado.

Este jueves, Hosteleo y Logytalent han organizado un webinar bajo el título “Reinventando el delivery, en el que analizaron la evolución de esta nueva forma de acercar la gastronomía a los hogares. De un tiempo a esta parte, hemos visto como empresas especializadas en el reparto de comida a domicilio han aterrizado en nuestro país, aprovechando las ventajas de las nuevas tecnologías, permitiendo reinventarse a empresas que no realizaban este servicio. Además, durante el confinamiento provocado por la pandemia mundial del COVID-19, establecimientos que no se dedicaban a esta tarea han adoptado esta forma de negocio. En el webinar han participado Jaume Boada, CEO de Mox en España, Pedro Sanchez Jaén, propietario de Baga Espacio, y David Basilio, CEO de Hosteleo y Director Ejecutivo de Linkers, todo ello moderado por Gabino Diego, CEO Foro de Logística.

“El sector de la restauración y de la hostelería ha sido de los más castigados de la crisis, con pérdidas de hasta 16.000 euros”, señaló Gabino Diego, aunque destacó que las cadenas logísticas se han beneficiado, especialmente las de e-comerce, pero en hostelería también se ha debilitado. “Gracias al delivery muchos comercios han podido tener algo de ingresos”, señaló, destacando que se ha vivido “más de un 30% de incremento en el reparto de comida a domicilio”.

Para Pedro Sánchez, “el delivery es una oportunidad” que ha surgido en el mundo de la alta gastronomía, algo impensable hace unos meses. “Hemos visto casos, como el de Daviz Muñoz con ‘Goxo’. Es una oportunidad de negocio de futuro, con incluso locales en exclusiva para dar delivery”. Pero no es tan sencillo como aparenta, ya que trasladar la experiencia de la alta gastronomía al servicio a domicilio es todo un reto.  “Tiene muchas posibilidades, pero no puede sustituir al restaurante. Se disfrutará de forma diferente, pero no tiene nada que ver. Son conceptos distintos pero se viven complementariamente”, destacó el cocinero, con una estrella Michelín.

Jauma Boada asegura que en Mox vivieron un escenario cambiante a medida que evolucionó el confinamiento en nuestro país. Primero aumentaron los pedidos a supermercados, y a medida que disminuyeron, aumentó el de la comida a domicilio. “Hay locales que han pasado de tener 20 pedidos a la semana a preparar 150. Estamos en una situación mejor que antes del COVID-19, con un volumen de pedidos mayor a junio del año pasado proporcionalmente. Puede ser una tendencia que ha venido para quedarse”, apuntó. Pero, para ello, muchos negocios todavía tienen que superar el reto de la digitalización. “Para diferenciarse hay que hacer una inversión, promoviendo la digitalización centrando la inversión en personal, instalación, producto y tecnología”, afirmó.

Dicha digitalización no solo supone el invertir en tecnología, sino sobre todo, pasar de tener un sistema de valoraciones del negocio subjetivas a objetivar todas las decisiones, maximizando así las ganancias, tal y como mantuvo David Basilio. Y, aun así, hay que tener en cuenta que el delivery y el restaurante con servicio en sala “son negocios distintos. No solo por la producción, sino también por la gestión de recursos humanos. No debería ser una forma de venta del restaurante, sino negocios aparte en los que se invierte en recursos como si fuera una fábrica y se deja fuera la parte del servicio de sala y apostando por los riders.

Una de las claves es entender cómo gestionar este servicio a domicilio, mediante la creación de un sistema propio o utilizando las empresas que ya operan en nuestro mercado. De hecho, apunta que “los grandes operadores han sido incapaces de gestionar ellos mismos el reparto, teniendo que recurrir a operadores externos”, algo que muestra la magnitud de la problemática que puede suponer la gestión de este servicio. Sin embargo, lo ideal pasaría por la creación de un negocio propio, con sus cocinas particulares y gestión de recursos exclusiva, que contemple también la digitalización y el servicio de reparto.

 

El delivery, el aliado perfecto al teletrabajo

De cara al futuro, Basilio considera que el delivery continuará aumentando, saliendo de las franjas horarias tradicionales —viernes, sábados y domingos por la noche— a otras habituales en otros servicios de hostelería gracias al teletrabajo. “No va a cambiar la forma de relacionarnos, pero va a ser su complemento perfecto. Muchas empresas vivían de los trabajadores de grandes empresas, pero con este cambio van a tener que ofrecer servicio delivery. Ha llegado en el momento justo, cuando el teletrabajo se implanta. Va a reforzar franjas que no pensábamos que fueran a vivir un repunte”, destacó el CEO de Hosteleo.

Please follow and like us:
0

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.