CINCO PLANES PARA VIVIR SEMANA SANTA

Galicia y el norte de Portugal ofrecen multitud de opciones para disfrutar en pareja, en familia o con amigos una escapada especial durante estas fiestas

Recorrer los principales templos cristianos de Oporto, deleitarse con la gastronomía de A Coruña, contagiarse del fervor popular en Orense, disfrutar de conciertos nocturnos en Santiago de Compostela o admirar auténticas joyas de la imaginería religiosa en Ferrol son solo algunas opciones para vivir esta Semana Santa. Para todas ellas, Carrís Hoteles dispone del establecimiento ideal, tanto si se viaja en pareja, como si se hace con amigos o familia.

La Semana Santa es un momento especial. A las actividades y muestras religiosas se unen el buen tiempo, la gastronomía típica de estas fiestas y los atractivos turísticos de las ciudades; si a ello se le suma un alojamiento de calidad, con una ubicación estratégica, grandes servicios y un trato exquisito, el viaje se torna una experiencia inolvidable. Y en esto son expertos Carrís Hoteles, ofreciendo el establecimiento perfecto para cada uno de los planes de viaje.

 

 

1. Oporto. Templos cristianos, bodegas y vino
La ‘Ciudad de los Puentes’ ofrece multitud de iglesias de obligada visita; la Catedral, la iglesia de San Francisco o la de San Lorenzo merecen la pena por sus atractivos arquitectónicos, y en estos días se pueden presenciar distintos actos vinculados con la tradición cristiana. Si se prefiere vivir estas fechas desde una óptica pagana, es muy recomendable realizar un recorrido por las principales bodegas de la Ribeira, pasear por el Puente Don Luis I y los Jardines del Palacio de Cristal, o dejarse mimar por la gastronomía típica de Oporto, que tiene en el bacalao, en cualquiera de sus formas, su principal exponente.

El Hotel Carrís Porto Ribeira, en plena zona monumental de Oporto, se antoja como la mejor opción para una escapada a la ciudad. Su reciente remodelación lo convierte en uno de los principales establecimientos de la localidad. Sus toques vanguardistas y colores vivos sumergen al huésped en un ambiente cálido y confortable; además, éste puede disfrutar de un excelente trato y los más modernos equipamientos ya sea en alguna de sus 159 habitaciones, en su restaurante Forno Velho o en el Nomadik Lounge Bar, un moderno espacio, vanguardista y acogedor, en el que destaca una sorprendente terraza interior. Y como guinda final, las excelentes vistas de la Ribeira que ofrece desde sus estancias.

Si el viajero quiere contar con todas estas comodidades de un hotel de lujo, pero sin renunciar a la independencia y libertad que ofrece un apartamento, Carrís Hoteles ofrece The Arc Carrís. Se trata de apartamentos para 2, 4 y 6 personas, acondicionados con todas las prestaciones, por ello son la opción perfecta para un viaje en familia o con amigos; además, su excelente ubicación, en la Ribeira del Duero y en pleno centro histórico de Oporto, es una gran ventaja para poder disfrutar de los encantos de la ciudad.

 

 

2. Santiago de Compostela. Música solemne entre templos
La ciudad de Santiago constituye por sí misma un lugar cargado de espiritualidad. Centro de peregrinación, encierra en sus edificios el misticismo y la pasión que destila esta época del año. Al esplendor y solemnidad de sus iglesias se une el sonido de tambores y cornetas que repica entre las piedras de edificios centenarios, ya que ofrece un ciclo de conciertos de música sacra y espiritual en las principales iglesias monumentales. Para los que no deseen realizar turismo religioso, su historia, sus preciosas calles y plazas y su gastronomía constituye un motivo más que suficiente para visitarla.

Para todos ellos, el Hotel Carrís Casa de la Troya se erige como un gran aliado en la visita a la ciudad. Este edificio rehabilitado que conserva su tradicional piedra compostelana está ubicado en el casco histórico, a escasos metros de la Catedral, y cuenta con 23 coquetas habitaciones, algunas con vistas al imponente Templo, que combinan un cuidado y cómodo diseño con el especial ambiente de las construcciones tradicionales gallegas.

 

 

3. A Coruña. Una Semana Santa Gastronómica
La Ciudad gallega cuenta en su haber con grandes atractivos turísticos: la Torre de Hércules, el paseo marítimo más largo de Europa, o playas interminables. En Semana Santa, además, las distintas cofradías, hermandades y pasos pintan de color sus calles; pero el viajero que la visite en estas fiestas puede vivir una cita muy especial: ‘Bo en Boca’, el festival gastronómico de las cocinas atlánticas que se celebra del 23 de marzo al 1 de abril.

Para disfrutar de todo esto, nada mejor que el Hotel Carrís Marineda. Situado en el complejo comercial y de ocio más grande de España, Marineda City Ocio, Shopping & Business, ofrece 113 espaciosas habitaciones, desde dobles hasta una suite, pasando por triples y familiares. Su parking gratuito, su escasa distancia al aeropuerto -a seis minutos- y al centro de la ciudad -a tres-, lo sitúan como el establecimiento idóneo para Semana Santa.

 

4. Orense. Recogimiento y fervor popular
Las procesiones de Semana Santa, el fervor de sus hermandades y el recogimiento popular inunda la localidad en cada rincón; La Santa Cena, El Santo Cristo del Perdón, La Piedad o La Dolorosa son algunos de los pasos que procesionan durante estos días. Para los que huyan de la Semana Santa más tradicional, Orense ofrece rincones de gran belleza como el Jardín del Posío, la Alameda, el Parque de San Lázaro o la Catedral de San Martiño. A pocos minutos de ella se encuentra el Hotel Carrís Cardenal Quevedo, un hotel de cuatro estrellas que cuenta con parking propio y con 39 habitaciones, constituyendo la base de operaciones perfecta para visitar Orense.

5. Ferrol. Semana Santa de Interés Turístico Internacional
La Semana Santa de Ferrol es una de las más impresionantes del norte peninsular. Declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, recoge entre sus pasos auténticas joyas de la imaginería religiosa que discurren por el Barrio de La Magdalena. Sus playas vírgenes de arena blanca, la Ruta de la Construcción Naval o la de Las Meninas de Canido, son otros de los atractivos que hacen de Ferrol un destino óptimo para estas fiestas.

Con una ubicación estratégica en el centro de la ciudad, el Hotel Carrís Almirante cuenta con 98 habitaciones totalmente equipadas. Además, su restaurante Asador Gavia permite degustar los platos más típicos de la gastronomía ferrolana.

Sea cual sea la excusa o el motivo para viajar en Semana Santa, la opción ideal es Carrís Hoteles; además, reservar desde su web, www.carrishoteles.com, tiene importantes ventajas como minibar gratuito durante toda la estancia y el mejor precio garantizado, pudiendo acceder también a paquetes promocionales, descuentos especiales y otros valores añadidos.

Please follow and like us:
0

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.