Cinco pistas para disfrutar de la Ciudadela de Roses en agosto

Durante el verano, el principal atractivo turístico-cultural rosense adquiere otra dimensión, mucho más lúdica, para que padres e hijos puedan compartir variadas experiencias de ocio

 

Un Taller de Arqueología, Venus, historias reales e imaginarias, Un cocinero con estrella, Gromec el gato, y una visita nocturna con fuegos artificiales constituyen el repoker de actividades con el que Roses quiere cautivar a las familias que visiten su Ciudadela este verano. Cada día de la semana, una nueva experiencia para disfrutar de esta fortaleza militar convertida en museo arqueológico al aire libre que acoge 23 años de historia.

     Construida en el siglo XVI para protegerse de los ataques por mar, la Ciudadela de Roses es el majestuoso emblema patrimonial con el que esta localidad gerundense, todo un referente de la Costa Brava, da la bienvenida a sus visitantes. Su monumental Puerta del Mar da paso a un gigantesco museo al aire libre, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1961. Un auténtico paseo por 23 siglos de historia, desde el IV antes de Cristo hasta el XIX, en que están datadas las últimas aportaciones.

 

Pero en verano, esta fortaleza militar de estructura pentagonal se transforma y adquiere otra dimensión con actividades pensadas para que las familias con hijos puedan conocerla y admirarla al tiempo que disfrutan conjuntamente de una experiencia lúdica. Estas son las cinco pistas, una para cada día de la semana, para visitarla relajadamente por las tardes, a partir de las 19.00 horas, tras una intensa jornada en las playas rosenses y cuando el sol resulta mucho menos sofocante.

 

1 – Taller de arqueológia. Se desarrolla los lunes y pretende que los niños de entre 8 y 12 años puedan descubrir el apasionante mundo de los arqueólogos de una manera amena y divertida.

2 – Venus, historias reales e imaginarias. Una visita teatralizada –los martes, a las 20.00 horas (en castellano) y miércoles, a las 22.00 horas (en catalán)­– en la que se reviven mitos y leyendas. Esta visita incluye una degustación de vinos de la bodega Empordàlia.

 

3 – Un cocinero con estrella. Otra visita teatralizada pero ambientada en el mundo de la gastronomía. En ella, el cocinero de la Ciudadela y las familias irán en busca de los ingredientes que las diferentes épocas han aportado a la cocina rosense, con una receta final muy creativa. La visita estará rematada con un pícnic familiar. Se realiza los miércoles.

4 – Visita nocturna y fuegos artificiales. Solo el jueves 15 de agosto, a las 22.00 horas, coincidiendo con la festividad de la Asunción de la Virgen María. Esta visita, también teatralizada, permitirá admirar los fuegos artificiales de la fiesta mayor de Roses desde la muralla de la Ciudadela e incluye también una degustación de vinos de Empordàlia.

5 – Gromec, el gato de la Ciudadela. Este simpático personaje será el encargado de guiar a los niños –verdaderos protagonistas de esta experiencia– por la fortaleza, descubriendo las curiosas historias que encierra e invitándoles a conocer a sus amigos títeres. Se realiza los viernes.

 

Para todas estas experiencias debe realizarse reserva previa en patrimoni@roses.cat o llamando al teléfono 972.151.466. El precio de cada actividad es de 10 euros. Al margen de estas cinco propuestas, la Ciudadela de Roses ofrece visitas guiadas de lunes a domingo, a las 10.30 y 19.00 horas (en catalán), y a las 18.00 y 20.00 horas (en castellano), por 5 euros (gratuita para menores de 7 años).

 

       Más información en ca.visit.roses.cat/

Please follow and like us:
0

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.