Archivo de la categoría: Turismo y enología

Espacio Gastronómico Villa-Lucía, un regalo con un sabor único

Durante este tiempo de confinamiento, han sido muchas las personas que han añorado uno de los grandes valores de nuestro país: el ocio. Locales de todo tipo han tenido que permanecer cerrados, aunque poco a poco vemos cómo irán volviendo a su actividad. Uno de los espacios gastronómicos mejor valorados de nuestro país se encuentra en pleno corazón de Rioja Alavesa, el Espacio Gastronómico Villa-Lucía.

Aunque todavía es pronto para acudir de nuevo a disfrutar de su excelente gastronomía en su asador, de la paz que se respira en su terraza vintage, del conocimiento que ofrece su museo del vino “Villa-Lucía con los 5 sentidos” y su espectacular 4D “En tierra de sueños” o del espectáculo de sus vistas en la bodega El Fabulista, el espacio ha diseñado una oferta de bonos regalo para asegurarse una plaza cuando todo esto acabe.

Estos bonos regalo se convierten en el obsequio perfecto para todos aquellos que disfruten con la buena gastronomía en torno a una fantástica mesa y, también, para los grandes amantes del vino. Un regalo espectacular para los seres queridos, parejas, para padres, hermanos, amigos o para aquellos que han cuidado de los que más lo necesitaban.

La primera de las dos propuestas que han ideado se basa en un bono regalo “Menú Asador Vintage” para consumir en el Espacio Gastronómico Villa-Lucía y que incluye el menú con bebidas para un mínimo de dos comensales. También está la opción especial para niños. En ambos casos se aplicará un 10% de descuento sobre el precio original. De esta manera, los adultos pagarían 32,13€ por persona y los niños 13,50€.

La segunda propuesta es el bono regalo “Visita Combo”, que incluye la visita al Centro Temático del Vino Villa-Lucía —el primero del mundo 100% inclusivo en castellano—, con la experiencia en 4D “En tierra de sueños”, junto a la visita a la Bodega El Fabulista. Todo ello, de igual forma, con un 10% de descuento con respecto al precio original. De esta manera, los adultos pagarían 12,60€ por persona y los niños 8,00€.

Los bonos regalo, se pueden adquirir a través de la página web www.comecultura.com . Más información y reservas en el teléfono 945 600 032 o en reservas@villa-lucia.com

Ruta del Vino de Rioja Alavesa: bienvenidos a Añada Conocimiento, donde el enoturismo se aprende

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa lleva 15 años en activo, siendo un punto de encuentro de aquellos que querían descubrir el vino y, también, de los que querían compartir experiencias, vivencias y conocimientos en torno a una buena copa. Por eso, y para continuar con su labor divulgativa, la Ruta del Vino de Rioja Alavesa, a través de su portal Añada Conocimiento, pone en marcha un blog en el que los expertos en el sector podrán mostrar sus virtudes para seguir haciendo crecer el mundo del enoconocimiento.

Este blog, abierto a todo aquel que desee arrojar un poquito de luz en el sector, dará a conocer el enoturismo a sus lectores:bodegueros, expertos en viñedos, hosteleros, miembros de la ruta o personas ligadas al territorio o no. Todo el mundo está invitado a poder dar a conocer al público sus conocimientos, investigaciones y avances en el apasionante mundo del vino y todo lo que le rodea.

Profesores, profesionales, entidades que quieran compartir información, libros que se han publicado, seminarios, eventos, ligadas a Rioja Alavesa o al enoturismo en general… todos encontrarán su espacio para darles voz en el blog de Añada Conocimiento. Todos los interesados quedan invitados a publicar en este espacio, al que pueden enviar sus propuestas a través del correo comunicacion@rutadelvinoderiojaalavesa.com.

Para más información, enoconocimiento.com.

Uruguay, un país para beberlo

Está claro que 2020 se colará en los libros de historia como el año de la pandemia. Sin embargo, para los uruguayos y particularmente para el sector bodeguero y quienes disfrutan del buen beber, también será recordado por el que trajo consigo una cosecha memorable.

Está claro que 2020 se colará en los libros de historia como el año de la pandemia. Sin embargo, para los uruguayos y particularmente para el sector bodeguero y quienes disfrutan del buen beber, también será recordado por el que trajo consigo una cosecha memorable.

Según los datos de molienda que registra el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI), 159 bodegas molieron este año 93.492.254 kilos de uva, un 10,75% más que en 2019, cuando se molieron en total 83.437.466 kilos.

Los especialistas entienden que la vendimia de 2020 fue excepcional y no solo por la cantidad, sino sobre todo por la calidad de las uvas cosechadas.En palabras José Lez, Presidente de INAVI –Instituto Nacional de Viticultura—: “nuestro sector tiene una buena noticia y es que la vendimia 2020 ha sido realmente muy buena y nos permitirá seguir el camino trazado para consolidar nuestros vinos en Uruguay y el mundo”.

De igual manera, las bodegas uruguayas han tenido más tiempo para prepararse para compartir al mundo sus bondades una vez que pase la crisis. Las más de 50 bodegas turísticas registradas imaginan como maridar estas buenas cosechas con los platos típicos uruguayos.

El país del tannat

En Uruguay predomina la uva Tannat, una uva de origen francés que, gracias al clima del país charrúa, ha ido cogiendo cada vez más importancia.

Esta cepa, originaria de las zonas de MadiranIrouleguy (sudoeste de Francia), llegó a Uruguay en el último cuarto del siglo XIX, cuando inmigrantes comenzaron a cultivarla en el país. Pero fue el vasco Pascual Harriague quien dio a esta variedad su gran impulso: este empresario, nacido en 1819, llegó a Uruguay en 1840 y, tras diversas actividades ganaderas en el país, se afincó en la ciudad de Salto. Hacia 1870, y tras algunos años de ensayos con distintas variedades, encontró en las uvas Tannat las condiciones para elaborar un gran vino tinto, que fue presentando en 1887 y que recibió elogios internacionales y premios en las exposiciones mundiales de Barcelona y París de 1888 y 1889.

Pascual Harriague dejó el legado de su cultivo, que dio a Uruguay identidad de país vitivinícola y, desde entonces, cuatro generaciones de viticultores uruguayos han continuado su trabajo.

En septiembre disfruta del Balneario el Raposo y la vendimia en Extremadura

Vivir la fiesta vinícola de Villafranca de los Barros y renovarse en las aguas mineromedicinales del centro termal es la combinación ideal para cerrar las vacaciones

Recoger la vid, pisar la uva y vivir la tierra de vinos en Villafranca de los Barros para recuperar fuerzas entre las aguas mineromedicinales del Balneario el Raposo es la mixtura perfecta para realizar un plan veraniego de última hora que solo puede desembocar en éxito absoluto. Disfrutar de los tratamientos del recinto termal, pasear por los 30.000 metros cuadrados de espacios verdes y degustar el vino y la gastronomía extremeña… un placer para el cuerpo y el paladar que permite vivir un viaje inolvidable.

Comer y beber es casi una religión en España. De su extensa amalgama de productos destacan, como no puede ser de otra manera, el jamón ibérico y el vino que, casualmente, son dos de las especialidades que se pueden encontrar en Tierra de Barros, Extremadura.

Los primeros 10 días de septiembre se puede vivir un auténtico espectáculo visual y tradicional en la ‘Fiesta de la Vendimia’ de Villafranca de los Barros y descansar de la dura jornada en el Balneario el Raposo. Una combinación perfecta para presenciar unas fiestas declaradas de Interés Turístico Regional y para desconectar en un paraje de ensueño como es el centro termal.

La festividad de esta localidad es perfecta para disfrutarlas en familia. Amanecer en el Balneario el Raposo y aprovechar una extensa agenda matutina que no deja indiferente a ninguna de las edades. Los más pequeños de la casa podrán divertirse con actividades relacionadas con la recogida de la vid o pasacalles que recorren cada lugar emblemático de Villafranca. Los mayores, por su parte, podrán deleitarse con los bocados tradicionales de esta tierra que van desde el jamón ibérico, pasando por sus migas hasta el vino, mientras se aprecia “el pisado de la uva”, la manera tradicional de sacar el jugo a las uvas.

Junto a la gastronomía y a las actividades más increíbles hay tiempo para el relax y renovar el espíritu entre las aguas mineromedicinales del Balneario el Raposo, en Puebla de Sáncho Pérez, Extremadura. En el hotel del centro termal que ostenta la Q de calidad y la ISO 14001, se pueden alquilar bicicletas para disfrutar de los 30.000 metros cuadrados de los jardines verdes que posee el Balneario. Además, es posible realizar diferentes tratamientos que ayudan a renovar el espíritu y curar el alma tras las jornadas en el pueblo aledaño.

Desconectar en el interior de España y vivir una experiencia única es posible con las opciones que propone el Balneario el Raposo. Una escapada de ensueño para disfrutar del final del verano. http://www.balneario.net

 

 

#Valladolidesvino

Valladolid es una tierra de contrastes donde se puede disfrutar de inolvidables puestas de sol y espectaculares cielos estrellados. Es una provincia de inmensas llanuras regadas por el Duero y el Pisuerga, coronadas por imponentes castillos. De un rico patrimonio histórico y cultural y de tradiciones ancestrales como la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional. Y, ante todo, Valladolid es sinónimo de vino.

El vino forma parte del ADN de la provincia. Modela su paisaje, con más de 22.000 hectáreas de viñedo e innumerables bodegas, y aporta un valor añadido al resto de su producto turístico. Valladolid es la única región española que cuenta con cinco Denominaciones de Origen –Rueda, Ribera del Duero, Cigales, Toro y Vinos de la Tierra de León– y tres Rutas del Vino certificadas: Cigales, Ribera del Duero y Rueda, quienes ofrecen durante todo el año una amplia oferta de actividades para el visitante con el vino como hilo conductor.

Valladolid es familia. Los más pequeños se encontrarán como en casa con los divertidos y didácticos contenidos multimedia del Museo Provincial del Vino, en Peñafiel, y con las visitas teatralizadas y recreaciones históricas de sus múltiples bodegas. O podrán adentrarse en el fascinante mundo del vino practicando la vendimia en familia o realizando catas sin alcohol.

Valladolid es amor. El que desprenden sus gentes y el que se puede disfrutar en pareja en una cena romántica entre viñedos. En un paseo a la luz de la luna por los acogedores pueblos de la región o por las Riberas de Castronuño-Vega del Duero. En un baño en sus relajantes spas y balnearios.

Valladolid es amistad. Visitar bodegas, ver quién cata mejor los vinos, vendimiar, montar en globo, realizar rutas a caballo o piragüismo. Miles de experiencias enoturísticas esperan al visitante de Valladolid y no hay nada mejor que hacerlas en compañía de amigos.

Valladolid es cercanía. Gracias a ‘El tren del vino’, que circula entre Madrid y la capital de la provincia, a partir del próximo 23 de febrero el viajero podrá vivir en solo un día una jornada llena de sensaciones: la emoción de un trayecto teatralizado sobre raíles, la experiencia de visitar, catar y comer en una bodega y el placer de recorrer los campos castellanos.

Todo esto y mucho más es Valladolid. Tierra que huele y sabe a vino. Tierra que, a través de sus tres Rutas del Vino certificadas, ofrece al viajero una experiencia inolvidable que, sin duda, hay que descubrir.

Enma Cocina, platos únicos elaborados en el día con productos frescos y naturales.

Detrás del popular Mercado de San Miguel se encuentra un establecimiento que rompe los moldes de la oferta gastronómica disponible en esta zona del centro turístico de Madrid: Enma Cocina.

Sus responsables, herederos de una larga tradición culinaria nacida al albor de la histórica Casa de Vacas, después en Según Enma y ahora en este establecimiento, deleitan a sus clientes con  una carta variada inspirada en la cocina mediterránea. Aunque de inspiración tradicional, el sabor de la cocina de nuestras madres llega a Emma cocina tras tres generaciones de cocineras conservando los sabores de toda la vida sin dejar por éllo de introducir nuevas referencias.

Los platos están elaborados sólo con productos naturales en los que emplean materias primas de primera calidad, cocinados solo con el mejor aceite de oliva virgen extra.

A destacar su carta de embutidos y quesos, compuesta exclusivamente de productos españoles con  denominación de origen. También el trato y calor humano que se respira en Enma Cocina complementa, poniendo un broche de oro a la experiencia de los comensales que suelen repetir visita y, a menudo, se convierten en clientes habituales y amigos con el tiempo.

 

 

 

 

 

 

No en vano obtienen magníficas calificaciones en webs especializadas en turismo y gastronomía como TripAdvisor y otros. Enma, capitaneando los fogones y Agustín, ambos alma mater de Enma Cocina, os esperan de lunes a domingo en la Plaza de San Miguel, 4, 28005 de Madrid (España) y, si se quiere hacer una reserva telefónica, sobretodo porque los fines de semana es muy recomendable, el teléfono de las mismas es el 91 354 60 13. No os defraudarán. Feliz degustación¡