Archivo de la categoría: ocio

La Menorca Talayótica, única nueva candidata española a Patrimonio Mundial

Además, continúan las visitas guiadas mensuales: el 8 de noviembre, a Biniparratxet (Sant Lluís); y el 13 de diciembre, a Binixíquer y Binicalaf (Maó)

 

‘Menorca Talayótica, una odisea ciclópea insular’. Así se denomina el nuevo e ilusionante proyecto con el que la isla balear vuelve a postularse como Patrimonio Mundial en base a una de sus singulares señas de identidad culturales. Tres años después que el primer intento fuera pospuesto para reformular algunos aspectos, Menorca ha presentado en la UNESCO el renovado proyecto, que se fundamenta en la integración de sus monumentos prehistóricos en el entorno paisajístico de la isla y su armoniosa relación en un territorio vivo y activo. Esta es la única candidatura que el Ministerio de Cultura español ha presentado este año a tan importante reconocimiento, cuya decisión final se conocerá en 2022.

 

 

Más de 1.500 yacimientos en apenas 700 km2 de superficie dan una clara idea de la importancia de la cultura talayótica en Menorca, que se remonta a la prehistoria de esta isla balear. Un conjunto de monumentos que abarca dos milenios: del 2.300 a.C. hasta la conquista romana en el año 123 a.C.

 

Diseminados a lo largo de todo el territorio, son uno de los atractivos de la isla para todo viajero. Navetas, talayots, taulas, poblados y necrópolis que, en su conjunto, forman un patrimonio arqueológico de incalculable valor y único en el mundo. De ahí que Menorca presentara su candidatura a Patrimonio de Mundial, elaborando el expediente como ‘Menorca Talayótica, una odisea ciclópea insular’.

 

 

La esencia del nuevo replanteamiento es la figura del entorno paisajístico como armonioso nexo de unión integrador entre un territorio que se mantiene vivo con el paso del tiempo y los monumentos más representativos y singulares de la prehistoria de Menorca.

 

Se han escogido diferentes áreas territoriales en las que encontramos una diversidad de monumentos que ilustran la prehistoria de Menorca. Entre otros, destacan esta docena de monumentos. Cuatro pertenecen al entorno de Mao: Las taulas de Trepucó y Talatí de Dalt, el talaiot de Cornia Nou y sa Torreta de Tramuntana. Otros cuatro, al de Ciutadella: La Naveta des Tudons, las taulas de Torrellafuda y Torretrencada, y el poblado de Son Catlar. Dos, al de Alaoir: El poblado de Torre den Galmés y la taula de Torralba den Salort. Y uno a Ferreries: Las navetas de Son Mercer de Baix, sa Cova des Coloms. A ellos se une también la illa den Colom, frente a Es Grau. La resolución final será en 2022.

 

     Siguen las visitas guiadas mensuales

 

Para todos aquellos que deseen conocer con más detalle la cultura talayótica, Menorca organiza desde hace cinco años el programa de excursiones ‘Som talaiòtics’ por el que –una vez al mes­– se realiza una visita guiada –en domingo– a un yacimiento. Son visitas gratuitas, previa reserva al teléfono 971.350.762.

 

El 8 de noviembre, a las 09.00 h., la visita será al poblado talayótico de Biniparratxet, cerca del aeropuerto de Maó. Destacan en él una casa circular y un talayot (torre troncocónica de vigilancia). El 13 de diciembre, también a las 09.00 h. la visita será al poblado talayótico de Binicalaf, uno de los menos conocidos de la isla, y al talayot de Binixíquer, uno de los más monumentales en cuanto a su diámetro.

 

       Más información en: www.menorca.es

 

Un otoño de salud y bienestar sintiendo la bahía de Roses (Costa Brava)

Los sábados 7, 14, 21 y 28 de noviembre, las cuatro localidades amparadas por la bahía organizan diversas actividades dedicadas al cuerpo y la mente

 

 

Roses, Castelló d’Empúries/Empuriabrava, Sant Pere Pescador y l’Escala están arropadas por los 60 kms de playas y calas de una fascinante bahía mediterránea, integrada desde 2012 en el selecto Club de Bahías más bellas del mundo (unas cuarenta). Un escenario natural ideal para un otoño de salud y bienestar, combinado con el descubrimiento de bienes culturales de diferentes épocas, tres parques naturales y una gastronomía de proximidad, sana y equilibrada. ¿Preparados para sentir intensamente la bahía de Roses?  

 

 

Apenas unos 40 kms por carretera separan Roses de l’Escala, límites septentrional y meridional de una bahía amplísima y tranquila que abraza al Mediterráneo protegiendo sus plácidas aguas. La puerta de entrada a la península ibérica de dos grandes civilizaciones de la Edad Antigua, en el primer milenio a.C.: la griega y la romana.

 

El hecho de contar con nada menos que 60 kms de costa –45 kms de playas y 15 kms de calas– situó a la bahía de Roses como un referente veraniego de la Costa Brava para los amantes del turismo de ‘sol y playa’. Pero tan majestuoso escenario natural no podía limitarse al trimestre estival. De ahí que Roses, Castelló d’Empúries, Sant Pere Pescador y l’Escala se hayan unido para poner en valor su nexo de unión con 4 experiencias otoñales –‘Siente la bahía’– basadas en la salud y el bienestar.

 

El sábado 7 de noviembre abrirá el ciclo l’Escala con ‘Mindfulness en la naturaleza’, de 17.00 a 18.00 h; sonido y contemplación del paisaje desde la playa del Pedrigolet. El sábado 14 será Sant Pere Pescador quien proponga ‘Yoga de la felicidad’, de 12.00 a 13.30 h; una variante del yoga, física y amena, para potenciar las actidudes positivas, en la playa de Can Martinet. El sábado 21, Castelló d’Empúries/Empuriabrava ofrecerán un ‘Taller sensorial de naturaleza’, de 10.00 a 11.30 h; un taller de bienestar y conciencia de la naturaleza, en la zona picnic de Aqualia. Y cerrará el ciclo Roses, el sábado 28, con una sesión de ‘Qi Gong’, de 12.00 a 13.30 h; una práctica de movimiento consciente, de origen oriental, dirigida a la armonía y la relajación del cuerpo y la mente, en su Ciudadela.

 

Todas estas citas son gratuitas y están pensadas para grupos reducidos, siguiendo todas las recomendaciones de seguridad. Pero, debido a su aforo limitado, es necesario hacer reserva previa en turisme@lescala.cat o llamando al teléfono 972.770.603.

 

Estas actividades son solo la excusa perfecta para una escapada otoñal de salud y bienestar a la bahía de Roses, una zona privilegiada de la Costa Brava donde aprovechar para descubrir y disfrutar de sus otros muchos atractivos. A nivel cultural, desde sus itinerarios megalíticos –con impresionantes dólmenes, como la Creu d’en Cobertella, el más grande de Catalunya– a joyas arquitectónicas medievales, como la Basílica de Santa María, en Castelló d’Empúries; las ruinas greco-romanas de Empúries, en l’Escala; o la Ciudadela de Roses.

 

 

En el ámbito de la naturaleza, la zona cuenta con tres parques naturales: Cap de Creus, cuya puerta de entrada es Roses; Aiguamolls de l’Empordà, refugio de aves migratorias con ecosistemas de rasgos marinos, como arenales y formaciones dunares; o el de Montgrí, Islas Medas y Bajo Ter, con un litoral repleto de acantilados, valiosos fondos marinos y un impresionante macizo montañoso coronado por un castillo.

 

 

Y como guinda gastronómica, disfrutar de una cocina mediterránea rica en pescados de la bahía, fritos, verduras y fruta, que conforman una de las dietas más sanas y equilibradas. Por su calidad y reconocimiento destacan las gambas de Roses, las anchoas de l’Escala (con técnicas de elaboración artesanal de principios del siglo XX), las manzanas de Sant Pere Pescador o el pato de corral y foie de Castelló d’Empúries.

 

                                    Más información en: http://es.visit.roses.cat/

Una Vuelta Cicloturista para disfrutar Formentera en BTT

Del 23 al 25 de octubre se celebra la V edición de esta prueba, abierta a todos los bikers, que coincide el domingo 25 con la XXVI BTT La Mola, de competición

 

Dar la vuelta a Formentera disfrutando de la bicicleta de montaña. Suena bien, ¿verdad? Esta es la tentadora propuesta de una cita para ciclistas de todos los niveles que deseen compaginar turismo y deporte en un escenario natural único. Por quinto año consecutivo, la menor de las Pitiusas organiza esta prueba cicloturista para recorrer 97,5 kms en tres etapas de unas tres horas cada una. Y para los profesionales de la BTT, además, una prueba ya clásica con salida y llegada al Pilar de la Mola, el techo de la isla. ¿Preparados para pedalear?

 

 

Formentera es una isla ideal para la práctica del deporte; y muy en especial el de las dos ruedas. Son muchos los aficionados a la bicicleta de montaña que buscan escenarios especiales para dar rienda suelta a su hobby y la menor de las Pitiusas es toda una tentación. Una manera de descubrir la fascinante y singular naturaleza de la isla es participando en la Vuelta Cicloturista a Formentera en BTT, que se celebrará del 23 al 25 de octubre.

 

Durante tres apasionantes jornadas, los bikers de todos los niveles, sin afán de competición, podrán disfrutar de la bicicleta de montaña a lo largo de 92,4 kms, con tramos cronometrados en las dos primeras. La 1ª etapa (viernes 23), con salida y llegada en Sant Francesc, consta de 36 kms y un desnivel acumulado de 343 metros. Pasa por la Torre de Sa Gavina, bordea el mar y llega hasta el Cap de Barbaria. La 2º etapa (sábado 24), con salida y llegada a La Savina, consta de 39,5 kms y un desnivel acumulado de 298 metros. Esta etapa bordea el Estany Pudent y pasa por el camino viejo de La Mola, Es Caló y el Parque Natural de Ses Illetes. La 3ª etapa (domingo 25), con salida y llegada en El Pilar de la Mola, consta de 16,9 kms y un desnivel acumulado de 359 metros. Esta etapa es la alternativa a la carrera competitiva y recorre algunos de sus tramos, permitiendo disfrutar de todas las vistas que ofrece la parte alta de Formentera.

 

Paralelamente, y ya como competición para profesionales, el domingo 23 de octubre tendrá lugar la clásica BTT La Mola, que llega a su 26ª edición, con salida y llegada a El Pilar de la Mola, a partir de las 11.00 horas. Esta prueba tiene un recorrido de 23,4 kms y 777 metros de desnivel acumulado, con zonas muy técnicas, como el Camí Romà en subida o Sa Talaiassa, para disfrutar al máximo de la emoción de la BTT.

 

La inscripciones pueden realizarse online, hasta el 20 de octubre, en la web www.elitechip.net; y presencialmente el 22 de octubre, en la mesa de recogida de dorsales. Estas dos citas están organizadas por el Área de Deportes del Consell de Formentera y coordinadas por el Grup Esportiu Espalmador y Unisport Consulting.

 

 

Más información en: https://www.formentera.es y http://unisportconsulting.com/web/

 

9 citas para descubrir el ‘Patrimonio Vivo’ de Roses en octubre

 

Hasta el 26 de octubre, la localidad rosense propone diversos eventos gratuitos para arrancar el otoño con una escapada a este privilegiado lugar de la Costa Brava

 

 

Visitas guiadas a la Ciudadela, el refugio antiaéreo o el monasterio medieval de Santa María; actividad familiar en el castillo de la Trinitat, visitas con cata a los viñedos de Mas Marès, rutas, conferencias… Roses anima a descubrir y sentir su patrimonio más inmaterial: el vinculado a experiencias íntimas y vivencias personales que dotan de alma y un significado muy especial a los lugares y paisajes que arropan la localidad rosense. Puro ‘Patrimonio Vivo’.  

 

 

Tras un verano de sol y chapuzones en sus 16 calas y playas, llega el momento de descubrir otra Roses: la que pone en valor su rico patrimonio artístico, cultural y natural de una forma viva y experiencial. Otoño es tiempo de melancolía, de calma, de reflexión; y la localidad rosense anima a ello con estas 9 citas, todas gratuitas con reserva previa.

 

1 – ‘Señalización patrimonial de Roses’. Una ruta comentada por el patrimonio urbano rosense a cargo de Pol Meseguer, su archivero municipal. El punto de encuentro es la plaza de Catalunya, a las 17.30 horas. Reservas: 972.252.400 (ext. 557). Viernes 9 octubre.

 

2 – ‘Árboles de la Ciudadela, árboles con mucha historia’. Además de las milenarias piedras de culturas como la griega, la romana o la época medieval, este museo arqueológico al aire libre que da la bienvenida al visitante, y que alberga 25 siglos de historia, atesora una riqueza natural mucho menos conocida: la de sus árboles. Una inmejorable oportunidad de descubrirlo será el sábado 10 de octubre, a las 11.30 horas. Reservas: 972.151.466.

 

 

3 – ‘Visita guiada al Refugio Antiaéreo’. Ubicado en el corazón de la villa, con 100 metros de longitud, 1 metro de anchura y 1,90 metros de altura media, es fiel testimonio de un momento histórico: los bombardeos durante la Guerra Civil española, en los que la población se aferraba a la vida bajo tierra cuando sonaban las sirenas. Será el propio sábado 10 de octubre, a las 17.00 horas. Reservas: 972.151.466.

 

 

     4 – ‘Actividad familiar en el castillo de la Trinitat’. Una manera amena y divertida de visitar este fortín de artillería en forma de estrella de cinco puntas, con una de las mejores vistas de la localidad y su bahía desde su terraza panorámica. La cita es a las 11.30 horas del domingo 11 de octubre. Reservas: 972.151.466.

 

     5 – ‘Visita guiada al monasterio medieval de Santa María’. Esta antigua abadía benedictina es una de las joyas arquitectónicas mejor conservadas dentro de la Ciudadela de Roses. A las 12.00 horas del lunes 12 de octubre. Reservas: 972.151.466.

 

6 – ‘Cooperativismo y asociacionismo en Catalunya durante el Franquismo’. Conferencia dentro del Ciclo ‘Fem Memoria’ (Hagamos memoria) a cargo del doctor en Historia Guillem Puig Vallverdú. A las 19.30 horas del viernes 16 de octubre, en el Teatro Municipal. Reservas: 972.252.400 (ext. 557).

 

     7 – ‘Visitas guiadas con cata a Mas Marès’. Oportunidad de conocer esta masía fortificada del siglo XVI y sus viñedos, con cata de vinos de Espelt Viticultors. Dos visitas, el sábado 17 y domingo 18 de octubre, a las 11.00 h. Reservas: 972.252.400 (ext.557).

 

8 – ‘La cooperativa agrícola de Roses’. Nueva conferencia dentro del ciclo ‘Fem Memoria’, en el Teatro Municipal, impartida por el archivero municipal Pol Meseguer. Será a las 19.30 horas del jueves 22 de octubre. 972.252.400 (ext.557).

 

9 – ‘La cooperativa y el mundo agrícola en Roses’. Mesa redonda sobre una de las actividades que han marcado el crecimiento económico de la villa. Tendrá lugar el viernes 23 de octubre, a las 19.30 horas, en el Teatro Municipal. Reservas: 972.252.400 (ext.557).

 

   Y además, durante el ‘puente del Pilar’ –del 9 al 12 de octubre– habrá jornada de puertas abiertas todo el día en los dos monumentos más emblemas de Roses: la Ciudadela y el Castillo de la Trinidad.

Más información en: http://es.visit.roses.cat/

 

Dos históricos veleros de época vuelven a hacer ‘Escala a Castelló’

Del 8 al 22 de octubre el distrito marítimo del Grau acogerá por tercer año consecutivo este emotivo encuentro con la historia de la navegación

 

‘Viento en popa a toda vela’ –como rezaba uno de los versos del mítico poema ‘La canción del pirata’, de José de Espronceda– la Nao Victoria y el Galeón Andalucía harán su entrada triunfal en el puerto del Grau. Ellos serán los protagonistas de una ‘Escala a Castelló’ que, debido a la pandemia, ha debido limitar su previsión inicial, cambiar de fechas y establecer un protocolo sanitario anticovid. Pero no podía faltar a su cita con la capital de la Plana que, aunque se gestó en la montaña, bajó al llano para crecer y convertirse en un referente del Mediterráneo. 15 días con visitas gratuitas para subir a dos míticos navíos de los siglos XVI y XVII… y vivir un imaginario viaje naval de retorno al pasado.

 

 

     Cinco siglos después que una nave española hiciera realidad la aventura imposible –dar por vez primera la vuelta al mundo navegando (1519-1522)– una réplica de aquella legendaria Nao Victoria volverá a hacer ‘Escala a Castelló’ para mostrar a quienes deseen visitarla cómo era aquel modesto ‘cascarón’ de madera que desafío océanos y tempestades durante casi tres años. Una gesta marítima que solo pudieron completar 18 heroicos marineros capitaneados por Juan Sebastián Elcano.

 

 

La réplica de la Nao Victoria fue construida en 1991. Y en 2004, para conmemorar aquella hazaña, volvió a partir de Sevilla y dio la vuelta alrededor de nuestro planeta durante dos años, visitando 17 países. Ahora recala por tercer año consecutivo en el puerto castellonense –del 8 al 22 de octubre– para que, en pleno siglo XXI, cuando esa gesta la hacen poderosos transatlánticos, el visitante pueda recrearse es sus vetustos mástiles, su puente de mando, su bodega… y no termine de dar crédito a cómo una nave así pudo dar la vuelta al mundo navegando.

 

 

Más majestuoso e impresionante es el Galeón Andalucía, que reproduce uno de esos navíos españoles del siglo XVII que realizaban rutas comerciales uniendo España con América y Filipinas a través de las llamadas ‘Flotas de Indias’. Esta réplica, realizada en los astilleros de Punta Umbría (Huelva) y botada en 2010, ha recorrido hasta ahora cuatro continentes participando en diversos proyectos culturales en más de un centenar de puertos.

 

La 3ª edición de ‘Escala a Castelló’ se ha visto condicionada por la pandemia y se han suspendido todas aquellas actividades que pudieran suponer aglomeración de personas, como el Mercado Marinero o la tradicional entrada de los barcos, que solía reunir a centenares de personas en el muelle. Pero, aun así, será una excelente ocasión de no perder el contacto con la historia de la navegación a través de visitas gratuitas a ambas embarcaciones, desde las 10.00 hasta las 20.00 horas con reserva previa a través de la web www.escalaacastelló.com. En estas visitas habrá actores que recrearán costumbres de la época. Todo dentro de la zona controlada y acotada para no propiciar ninguna concentración y con itinerarios señalizados.

 

 

En la presentación del evento la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, señaló: “La Covid-19 hizo imposible el desarrollo de esta edición en abril, tal como estaba ideada en principio, con numerosas embarcaciones participantes, pero optamos por reorientar el planteamiento inicial para garantizar, por lo menos, que pudiéramos celebrar una edición especial con el objetivo de consolidar un festival que ya ha situado a Castelló en el mapa de los festivales marineros internacionales”. Y añadió: “En momentos difíciles es importante seguir apostando por eventos como este y lograr un año más anclar el nombre de Castelló al mundo de las tradiciones marineras”.

 

 

     Planifica tu escapada: https://www.castellonturismo.com

 

 

 

 

5 pistas para una escapada otoñal y bucólica a Formentera

La menor de las Pitiusas no cierra por vacaciones. ¡No cierra nunca! Y otoño es una estación perfecta para vivirla sin masificación y sentirla más profunda y natural

 

¡Quién dijo que las bicicletas son (solo) para el verano! O que Formentera es (únicamente) un destino de sol y playa… La privilegiada climatología de la isla permite aún chapuzones postveraniegos y, sobre todo, disfrutar de la belleza salvaje de la isla sin prisas ni agobios, con absoluta tranquilidad; como si fuera (casi) solo nuestra. Tan pequeña y manejable pero… ¡Tan grande en sensaciones! Esta hoja de ruta ayudará a descubrir todos sus rincones –incluidos los de interior, con bucólicos paisajes naturales en los que nunca habíamos reparado– durante cinco intensos e inolvidables días. ¿Preparados para perderos en ella… y reencontraros con vosotros mismos?

 

 

1º día: De La Savina a Cap de Barbaria. La Savina es la única puerta de entrada, y además marítima, a la isla. El lugar ideal para acudir a la Oficina de Turismo en busca de información y para alquilar un coche o, sobre todo, una bicicleta. A solo 3,3 kms está Sant Francesc, la capital, con su coqueto conjunto histórico, su iglesia y el Museo Etnográfico. Por la tarde, tras el almuerzo, no estaría nada mal relajar el cuerpo en Cala Saona, arropada por sus rojizos acantilados bajos y –por qué no–, leyendo un buen libro. Y para rematar la jornada inicial, nada mejor que enamorarse con la puesta de sol en el mejor lugar de la isla: los acantilados y el faro del Cap de Barbaría, inmortalizados en ‘Lucia y el sexo’¿Recordáis?

 

2º día: Estany Pudent, Ruta Birding y Ses Illetes. La jornada puede arrancar con un recorrido matinal por una de las 32 rutas verdes de la isla; en concreto la nº 2. Transcurre en gran parte por el Estany Pudent, espacio que concentra la mayor biodiversidad. Allí os encontraréis también con el Camí des Brolls, que este año ha estrenado un Itinerario Ornitológico de 4,3 kms., con 8 paneles informativos. ¡Silencio, cantan los pájaros! Y por la tarde, seguimos haciendo turismo activo por la ruta 1. Son unos 3,4 kms, de La Savina a Ses Illetes pasando por Ses Salines, donde admirar este fantástico parque natural que es Patrimonio de la Humanidad. La bellísima Cavall d’en Borràs es la antesala de Ses Illetes, siempre entre las playas top del mundo. Y si os animáis a seguir por la lengua de arena de Es Trucadors llegaréis al final de la isla, con espectaculares vistas del islote de s’Espalmador. Una velada en la bohemia Sant Ferran puede poner guinda a la jornada.

 

3º día: De Es Caló a La Mola. El epicentro de esta escapada otoñal lo iniciamos en un coqueto pueblo de pescadores, Es Caló de Sant Agustí, que conserva la fotogenia de su puerto y sus varaderos de madera, declarados Lugar de Interés Cultural en 2002. A su lado, Ses Platgetes, tres pequeños arenales, son ideales para tomar el sol y dar un chapuzón antes de saborear un buen pescado típico de la isla. Tras la digestión, la ruta verde 25 lleva hasta el Pilar de la Mola por el histórico camino de Sa Pujada, con maravillosas vistas panorámicas. Allí está también una de las dos únicas bodegas de la isla, Terramoll, ideal para saborear los vinos ecológicos que allí se producen. El Pilar de la Mola destaca por su iglesia, por el Molí Vell y, sobre todo, por su mercadillo artesanal de los miércoles y domingos, el más conocido de la isla. Y como broche, una visita al otro faro de la isla, el de la Mola, que inspiró a Julio Verne en una de sus novelas de aventuras: ‘Héctor Servadac’.

 

4º día: Es Pujols y la zona norte. Si os gustan los deportes acuáticos, el lugar ideal para practicarlos es esta localidad. Kayak, vela, windsurf… o un paseo en catamarán para admirar Formentera desde el mar. Por la tarde, la ruta verde nº 19 os permitirá un poco de ejercicio terrestre desde allí hasta Ses Illetes, pasando por Sa Roqueta, antes de regresar a Es Pujols y seguir disfrutar de la gastronomía de proximidad de la isla, auténtico ‘Slow food’.

 

5º día: Es Migjorn, el sur también existe. Si el norte de Formentera cautiva…¡Qué decir del sur! La última jornada de este periplo por la menor de las Pitiusas puede dedicarse a disfrutar de los 5 kms de paradisíacas playas de Migjorn, con gran variedad de paisaje y aguas cristalinas en las que admirar ese cautivador ‘azul Formentera’ único en el mundo. Sentarse en la arena con los pies descalzos y la mirada perdida en el horizonte mediterráneo es reencontrarse con uno mismo. ¿Lo habéis conseguido?

 

Más información en: https://www.formentera.es