Archivo de la categoría: Naturaleza

Sitges anima a disfrutar de un verano de desconexión activa en sus 26 playas

Los 17 kilómetros de litoral de esta localidad barcelonesa, con playas para todos los gustos, están plagados de alicientes para disfrutar de las vacaciones o de una escapada estival

Yoga, zumba, música en vivo, voley, surf, windsurf, paddle surf, kayak, vela, patines acuáticos… y todo ello, en playas de fina arena dorada acariciada por las tranquilas aguas del Mediterráneo. Tentador, ¿verdad? Sitges, la localidad de la cultura y el arte, se entrega a otra de sus grandes seducciones turísticas: las playas. 26 con personalidad propia para un verano de desconexión del estrés cotidiano… conectados a un sinfín de actividades para disfrutar en familia, en pareja o con amigos. ¡Vamos a la playa!    

     El sol se despereza con parsimonia elevándose sigilosamente sobre el horizonte marino. Y poco a poco, sus rayos empiezan a iluminar las encaladas casas de la Blanca Subur dando un brillo especial a este pueblo de pescadores rebosante de belleza y fotogenia, que atrapó a grandes artistas convirtiéndose en su inagotable fuente de inspiración.

Protegida por un coloso natural, el parque del Garraf, Sitges se fusiona con mágica precisión con el Mediterráneo. Y sus 17 kilómetros de litoral han tejido 26 playas y calas en las que su dorada y fina arena es acariciada por las suaves aguas del Mare Nostrum. El escenario ideal para disfrutar de un verano de desconexión del estrés propio de la vida cotidiana. Un lugar ideal para el dolce far niente…¡o para mucho más! Un verano para DesConectar. O mejor para conectarse a nuevas y lúdicas experiencias que lo conviertan en inolvidable.

 

Este es el leitmotiv con el que la localidad barcelonesa trata de seducir a quienes se dejen tentar por sus playas, todas ellas con personalidad propia y avaladas por diferentes certificados de calidad: como el ISO 14.001, por la reducción de residuos y consumo de energía; el EMMAS, que garantiza la excelencia de la gestión ambiental; o la certificación Biosphere, que obliga a las playas a trabajar según los estándares que marca este reconocimiento.

Las 26 playas sitgetanas están divididas en tres tipologías. Las de Poniente (dirección Tarragona), si bien disponen de menos equipamientos y su acceso es más complicado son las más vírgenes y envueltas de acantilados. Dos de ellas son naturistas –Home Mort y Desenrocada– y la otra, Cap dels Grills, ofrece un nuevo concepto de chiringuito con servicio de restaurante, cócteles y música dj.

 

Las playas de LevanteLes Botigues, Ginesta, Garraf, Morisca y Vallcarca– se hallan en dirección a Barcelona. Y las playas urbanas –Sant Sebastià, la Fragata, la Ribera, Bassa Rodona, Estanyol, Balmins, Riera Xica, Aiguadolç, Barra, Terramar, Anquines– ofrecen un amplio abanico de propuestas para disfrutar activamente. Bailar zumba, practicar yoga con monitores especializados o jugar a voley-playa, son propuestas sobre la arena que se combinan con la práctica de deportes náuticos como la vela, surf, windsurf, paddle surf, kayak o patines de mar. Todo ello, combinado con relajadas tardes chill-out y música en directo en los chiringuitos saboreando los más variados cócteles.

Tras la playa, nada mejor que un brujuleo por el casco antiguo de Sitges practicando shopping en tiendas que ofrecen productos artesanales de proximidad, desde ropa a todo tipo de complementos. Un buen preludio antes de dejarse tentar por otro de los atractivos del municipio, su selecta gastronomía, rematando la jornada en sus animados locales nocturnos.

 

     Más información en la web de Turisme de Sitges, www.sitgesanytime.com

Menorca se presenta en Bilbao como ‘la isla del deporte’

“Menorca es un espacio único para el deporte, donde actividades como el senderismo, la vela o el ciclismo tienen cabida”. Así lo puso de manifiesto Irene Moya, Directora de la Fundación para el Fomento de Turismo de Menorca, en la presentación a los medios de comunicación y agentes de viajes de Euskadi realizada ayer miércoles, 8 de mayo, en el Museo Marítimo de Bilbao. Un acto en el que se dio a conocer la potencialidad que este destino atesora para el Turismo Deportivo, en vísperas de Expovacaciones, la Feria de Tendencias y Experiencias que se desarrollará del 10 al 12 de mayo y en la que la isla balear estará presente, en el Pabellón 3, Stand F-13.

  

     Declarada Reserva de la Biosfera hace 26 años, Menorca no es sólo un destino de sol y playa sino que, a lo largo de todo el año, se convierte en el escenario perfecto para la práctica de todo tipo de deportes, tanto terrestres como marítimos. Así lo expuso la Directora de la Fundación para el Fomento de Turismo de Menorca, Irene Moya, en la presentación realizada en el Museo Marítimo de Bilbao.

Ante una cincuentena de periodistas y agentes de viajes, que se mostraron muy participativos, Moya desgranó las excepcionales condiciones naturales y paisajísticas de la isla ­–que combina calas vírgenes, acantilados y barracos con valles, bosques, campos y pueblos– a los que une una infraestructura de instalaciones, alojamientos y servicios ideales para la práctica del deporte.

 

También estuvo presente en el acto Lluís Camps, representante de la Asociación Menorca Deportiva, quien destaco que “Menorca ofrece un producto de calidad, sostenible y adaptado para todos los turistas, que eligen esta isla como un espacio en el que disfrutar del deporte y vivir experiencias˝.

El cicloturismo es otro de los puntos fuertes de la oferta deportiva menorquina, como contó Matías Ximelis, representante de Cycling Friendly: “Menorca es una instalación deportiva en sí misma, en la que disfrutar de recorridos y actividades al aire libre completamente adaptadas a todos los turistas; una isla natural y protegida”.

 

Además, a lo largo del año Menorca ofrece un amplio y variado calendario de eventos deportivos, el más inmediato de los cuales es el Trail Camí de Cavalls, cuya 7ª edición se desarrollará del 17 al 19 de mayo y recorre los 185 kilómetros de su perímetro costero.

La presentación concluyó con una degustación de productos típicos de la isla como su queso con D.O., Maó-Menorca, sobrasada y embutidos varios, poniendo en valor también la gastronomía de proximidad propia de esta isla balear.

 

Menorca, como ‘la isla del deporte’, estará presente durante este fin de semana en Expovacaciones, la Feria de Tendencias y Experiencias de Bilbao, donde atenderá a todos los interesados en saber más de ella en el Pabellón 3, Stand F-13.

 

Más información en www.menorca.es

 

IZKI, EL LUGAR IDEAL PARA DESCONECTAR EN SAN VALENTIN

Golf, spa, senderismo, vinos y cultura son la receta perfecta para disfrutar de la Montaña Alavesa el 14 de febrero

 Perderse en la naturaleza es uno de los placeres más maravillosos de esta vida y el Parque Natural de Izki es el lugar ideal para ello. En este sorprendente ecosistema las parejas amantes de la naturaleza pueden disfrutar del ambiente campestre, la tranquilidad y, especialmente, relajarse de la ajetreada vida laboral. Porque no hay nada mejor que pasar una mañana tranquila de golf en el emblemático campo de 18 hoyos diseñado por Severiano Ballesteros para después reposar en el spa junto a tu media naranja. A no ser que la pasión sea el vino, entonces el destino está en las rutas enoturísticas. Con ellas se puede combinar el deporte favorito al tiempo que se descubren todos los secretos que guarda la Montaña Alavesa. Si lo que quieres es descubrir este magnífico deporte puedes realizar el bautismo de golf que proporciona Izki. Una combinación perfecta y a la medida de todos los gustos para pasar un 14 de febrero inolvidable deleitándose con el secreto mejor guardado de Rioja Alavesa.

 

El día de los enamorados es la excusa más bonita para dejar a un lado la rutina y viajar en busca de ese rincón bucólico en el que perderse con la persona que más quieres. En ese cuadro soñado aparece el Parque Natural de Izki, un paraje de belleza inconmensurable en el que conviven en perfecta armonía aves, anfibios y mamíferos en bosques de Marojo, hayedos, quejigales y humedales. En este rinconcito de la Montaña Alavesa no solo se puede disfrutar de una jornada increíble de golf, también se puede vivir una relajante sesión de spa, un asombroso viaje con los sabores del vino, empaparse de la cultura de la región o incluso de su gastronomía.

 

Izki Golf, un campo diseñado por el mítico golfista Severiano Ballesteros en 1994 e instituido por la Diputación de Álava, permite a expertos y amateurs practicar y afinar su swing al tiempo que disfrutan de otros hobbies. Si no eres conocedor de este deporte, no te preocupes, también puedes realizar el bautismo de golf y comenzar una relación con quien seguro que se convertirá en tu nuevo gran amor. El campo cuenta con 18 hoyos distribuidos en 98 hectáreas de terreno para un recorrido total de 7 kilómetros. A través de su web, el visitante puede aprovechar todas las ofertas de las que dispone Izki Golf. Todo son facilidades para pasar un romántico fin de semana en un paraje de ensueño.

República Dominicana, socio FITUR 2019.

La próxima edición de la Feria Internacional del Turismo, FITUR 2019, presenta a República Dominicana  como país socio, un destino que no ha parado de crecer en los últimos años y que en la actualidad se sitúa como  líder en turismo en el Caribe con una llegada de turistas internacionales de 6,2 millones en 2017, según el Banco Central de República Dominicana. La presencia de República Dominicana  como país Socio FITUR  establece un amplio campo de actuación conjunta en los ámbitos de promoción y comunicación más significativos de este gran evento de la industria turística que, organizado por IFEMA se celebrará del 23 al 27 de enero enFeria de Madrid.

Esta colaboración contribuye,  además,  a crear un estrecho vínculo con la suma de la marca República Dominicana  a la Feria Internacional del Turismo, lo que le permitirá al nuevo Socio FITUR, país de larga y consolidada participación  en la Feria, aprovechar y rentabilizar, aún más,  el magnífico potencial promocional del evento. De este modo, y bajo el eslogan ‘Lo Tiene Todo’ el país caribeño contará con una importante vitrina internacional para promover el destino.

Los fuertes vínculos idiomáticos, culturales e históricos con España, así como las buenas relaciones comerciales y conectividad aérea, hacen de República Dominicana  un destino lleno de oportunidades y en constante crecimiento para la industria turística. Un sector que representa del 60 al 70% del total de la inversión española en la isla, con proyección de aumentar en los próximos años, y que impacta de forma positiva en la economía y desarrollo turístico del país.

La iniciativa de ‘Socio FITUR’ fue implementada en 2016 y brinda a los participantes en la Feria la oportunidad de integrarse en un programa de partenariado, ofreciéndoles a través de su estrategia de comunicación la máxima difusión y proyección hacia su destino.

Líder del turismo del Caribe Insular

La afluencia de turistas no ha parado de crecer hasta convertir a República Dominicana  en el país líder en turismo del archipiélago de Las Antillas. Entre los meses de enero y noviembre de 2018, se contabilizaron 5,9 millones de turistas, cifra que supone un incremento interanual del 6,2%.

Asimismo, el turismo de cruceros atraviesa una época de desarrollo y bonanza tras registrar la cifra récord de 546.444 cruceristas en 2017, con buenas expectativas de cara a 2018. “El Ministerio de Turismo estima que al cierre de año 2018 tendremos números positivos de turistas. República Dominicana es el destino de larga distancia favorito de los españoles”, explicó Karyna Font-Bernard, directora de la Oficina de Turismo de República Dominicana para España y Portugal. En 2017 un total de 173.065 turistas españoles viajaron hasta este destino, que ocupa los dos tercios orientales de la isla que Cristóbal Colón fundó como La Española.

El incremento en la oferta complementaria, excursiones y atracciones turísticas, así como la notable mejora de las comunicaciones internas terrestres, aéreas y marítimas justifican no sólo el crecimiento interanual del turismo, sino también el interés de los inversores internacionales por el destino. El aumento y mejora de la planta hotelera es uno de los indicadores más significativos. A lo largo de 2018 más de 7.000 nuevas habitaciones se han incorporado a la oferta alojativa de República Dominicana. Es por ello que se estima cerrar el año superando las expectativas en cuanto al número de turistas.

Los grupos españoles son de los mejor posicionados en el destino y tanto los proyectos acometidos como las inversiones en curso indican con claridad que República Dominicana es una apuesta en firme para el futuro.

Destino top para el ‘ecoturismo’

Los visitantes de la Feria descubrirán que este destino bañado por las aguas del océano Pacífico y el mar Caribe posee un corazón verde. Más allá de sus espectaculares playas, República Dominicana se postula como un destino top para el ecoturismo, a la altura de las expectativas de los incondicionales del turismo de aventura y naturaleza.

Manglares, lagunas y cenotes, arrecifes de coral y santuarios marinos, bosques secos y cordilleras, entre otros. La diversidad de ecosistemas que posee República Dominicana la hace dueña de un patrimonio natural desbordante y aún poco conocido por el gran turismo. Con 128 áreas naturales protegidas, que incluyen 15 reservas naturales, 32 parque nacionales y lugares singulares -como el cenote del Hoyo Azul, el Parque Natural Los Haitises sobre la bahía de Samaná, el Sendero Ecológico Padre Nuestro en mitad del bosque tropical o la Reserva Científica Ébano Verde con su balneario de aguas cristalinas-, el país aspira a diversificar su turismo sobre esta base en los próximos años.

“Nuestras paradisíacas playas, nuestro legado colonial y nuestra singular gastronomía criolla son de sobra conocidos por quienes nos visitan; por eso, en adelante nos enfocaremos en mostrarles además la increíble biodiversidad y la variedad de actividades que pueden disfrutar al aire libre, en plena naturaleza y durante todo el año, gracias a nuestro clima tropical”, destacó Karyna Font-Bernard.

Sobre FITUR

FITUR 2019 será el punto de encuentro global para los profesionales del turismo y volverá a convertirse también un año más en feria líder para los mercados receptivos y emisores de Iberoamérica. En su pasada edición  congregó a 251.000 participantes y se llevaron a cabo más de 6.800 encuentros de negocio.  Durante cinco días,  23 al 27 de enero, este gran evento global del  turismo que organiza IFEMA en Feria de Madrid, ofrece un amplio despliegue  de contenidos, secciones especializadas, encuentros B2B y B2C,  así como   variadas actividades,  orientadas a impulsar  la mejora de la gestión turística, la promoción de los destinos y   las experiencias del viajero.  La progresiva especialización del turismo tiene, así mismo, su mejor referente en las distintas secciones que conforman la oferta de FITUR.  Entre ellas, la nueva sección FITUR CINE/SCREEN TOURISM, que se suma a los contenidos que ofrecen los espacios monográficos  FITUR FESTIVALES, en el que se enmarca por primera el festival musical FITUR ES MUSICA;  FiturtechY;  Fitur Know-How & Export;  FITUR SALUD, y  FITUR LGBT.

Sobre República Dominicana

El país está formado por 32 provincias que ocupan una superficie total de 48.760 kilómetros cuadrados y una población de más de 10 millones de habitantes. Limita al norte con el océano Atlántico, al sur con el mar Caribe, al este con el Canal de la Mona, que lo separa de Puerto Rico, y al oeste con la República de Haití. República Dominicana es en la actualidad uno de los países con mayores atractivos turísticos, que hacen que cada año sea visitado por millones de personas. Entre los lugares más famosos se encuentran Bávaro-Punta Cana, Santo Domingo, Boca Chica, Juan Dolio, Bayahibe, Puerto Plata, Sosúa, Cabarete, Samaná, Las Terrenas, Las Galeras, Jarabacoa y Constanza. www.godominicanrepublic.com

Cuatro caminos de Roses, por la naturaleza y la historia

Mar y montaña se fusionan con mágica belleza en Roses. Y para embriagarse de ese privilegiado entorno natural que la rodea, bastan solo zapatillas de trekking, bastón, una pequeña mochila… y ponerse a caminar. ‘Roses a pie’ es la sugerente propuesta con la que esta preciosa localidad de la Costa Brava, puerta de entrada al Cabo de Creus, anima a practicar senderismo por sus alrededores. Acompañados de guías expertos, quienes se dejen tentar por este turismo activo experiencial podrán descubrir los secretos que esconde cada una de las cuatro rutas programadas para diciembre, enero, febrero y abril.

 

     Sin el sofocante calor estival, otoño e incluso invierno son épocas ideales para practicar el senderismo, un tipo de turismo activo que permite descubrir paso a paso, sin prisas, los diversos paisajes de nuestra geografía. Uno de los más bellos, por su privilegiada ubicación, es el que arropa Roses, puerta de entrada al Cabo de Creus. La perfecta fusión entre mar y montaña, sumada a una apasionante historia que arranca en el Paleolítico, hacen de esta bella localidad de la Costa Brava un destino perfecto para hacer camino al andar.

 

Consciente de que no basta solo con tener esa riqueza natural sino que hay que ponerla en valor contándola, Turismo de Roses ha puesto en marcha en otoño un tentador programa bautizado como ‘Roses a pie’ compuesto por diversas rutas senderistas acompañadas de un guía oficial del Parque Natural del Cabo de Creus, que enriquecerá culturalmente esta experiencia activa. Cuatro son las que quedan pendientes, para disfrutar de diciembre a abril.

     1–Ruta Visigóticos y megalíticos. El punto de partida es el Castrum Visigótico del Puig Rom, un pequeño monte que ofrece la mejor panorámica de Roses y su majestuosa bahía, una de las más bellas del mundo. Allí se dará a conocer cómo se gestó este núcleo fortificado de población alto medieval, habitado entre los siglos VII y VIII d.C. Seguidamente, la ruta enlazará con otro paseo por la historia mucho más antiguo, al Paleolítico, del que quedan como testimonio diferentes dólmenes, menhires, cistas e insculturas. De ellas destaca el impresionante dolmen de la Creu d’en Cobertella, uno de los monumentos prehistóricos más grandes de Catalunya, compuesto por siete bloques de piedra colocados verticalmente y cubiertos por una losa de más de 18 toneladas. Está ruta consta de 9 kilómetos, de nivel muy asequible, y está programada para el sábado 22 de diciembre.

 

     2– Rutas de los Masos de Roses. El arranque es en la estación de autobuses de la localidad y en ella podrá descubrirse cómo, a la sombra del castillo de Bufalaranya, un puñado de masos habían estructurado las vertientes solanas de la sierra de Rodes. A lo largo de 6 kilómetros que transcurren por el fondo del valle del serrat de Can Berta, alrededor de la Riera de la Trencada, aparecen estas casas de campesinos, como Mas d’en Berta, Mas Ponac, Mas Favar, actualmente en ruinas; Mas Palou, reconvertido en hotel; o Can Pairet, que está habitada. Todas ellas son propiedades en las que la naturaleza convive con las explotaciones agrícolas. La ruta guiada, de nivel fácil, se efectuará el sábado 26 de enero.

 

     3–Ruta del Pic de l’Àliga, entre olivos. Se inicia también en la estación de autobuses de Roses para adentrarse en el valle de la Alzeda y ascender al Pic de l’Àliga, de 463 metros desde donde se contempla otra espectacular panorámica de la bahía de Roses, hacia el sur. Al norte, a vista de águila, puede vislumbrarse la más modesta bahía de Port de la Selva, encajada entre valles y montañas del Cabo de Creus. Esta ruta, de 9 kilómetros y nivel medio-alto, prosigue por el valle de la Alzeda y permite descubrir el antiguo cultivo del olivo en esta zona, con la bahía al fondo. La salida será el sábado 16 de febrero.

   4–Ruta de Cala Montjoi a Cadaqués. Su punto de partida será en la parada del Tren Turístico Roses Expres, que trasladará a los senderistas hasta la Cala Montjoi, donde Ferràn Adrià está construyento otro de sus sueños, la Fundación El Bulli, que dará continuidad al que fuera mejor restaurante del mundo. Esta ruta consta de 10 kilómetros de nivel medio-alto y transcurre por un tramo del GR92, casi todo él dentro del Parque Natural del Cabo de Creus, recorriendo algunas de las más espectaculares calas del norte de la Costa Brava, como Calitjàs, Pedrosa o Jóncols, cruzando el impresionante Cabo de Norfeu hasta la pintoresca villa de Cadaqués. Desde allí se regresará a Roses en autobús o en catamarán, según las condiciones meteorológicas. La ruta guiada está programada para el sábado 6 de abril.

 

   Todas estas rutas son gratuitas pero es preciso realizar inscripción previa. Para más información consultar la web http://es.visit.roses.cat/

 

 

Roses, la puerta de entrada al fascinante Parque Natural del Cabo de Creus

Inmortalizado su entorno en el cine por ‘La luz del fin del mundo’, el faro de Creus es sólo la punta del iceberg de un fascinante Parque Natural que este año cumple dos décadas, al amparo del cabo más oriental de la Península Ibérica y primer lugar por donde sale el sol. Senderos desde donde admirar su rica biodiversidad, abruptas y recortadas calas y un maravilloso monasterio benedictino casi colgado del cielo son atractivos más que suficientes para una escapada a Roses, su puerta de entrada, en la zona norte de la Costa Brava.

 

     Sopla con fuerza la Tramuntana, agitando un mágico paisaje impregnado por la luz y el olor del Mediterráneo cantado por Serrat. Y se alza altivo un faro en cuyos alrededores inmortalizó Hollywood un filme de piratas, ‘La luz del fin del mundo’, inspirado en una novela de Julio Verne, que llevó hasta allí a mitos del star system como Yul Brinner o Kirk Douglas hace medio siglo. Es el cabo de Creus, el finisterre oriental de la Península Ibérica, que da nombre a un fascinante Parque Natural que este año cumple dos décadas.

 

     Su puerta de acceso es Roses, localidad de la Costa Brava (Girona) que gracias a sus atractivos patrimoniales ­–como la Ciudadela o el Castillo de la Trinitat–; arqueológicos –como su conjunto megalítico o el castrum visigótico–; y naturales –como el Parque Natural del Cabo de Creus–, es un destino ideal para una escapada en cualquier época del año, como ahora en otoño. Una villa marinera acurrucada en una de las más majestuosas bahías del mundo y antesala de 13.844 hectáreas para disfrutar de la naturaleza en estado puro.

 

Mar y montaña se fusionan en este Parque Natural tan singular que está constituido por una parte terrestre y otra marítima. La terrestre alberga tres parajes bien definidos. El más cercano a Roses, apenas 6 kilómetros al norte, es el Cabo Norfeu, que penetra en el Mediterráneo como una daga, entre Cala Montjoi –que acogía al mítico El Bulli de Ferran Adrià, el que fuera mejor restaurante del mundo, que pronto reabrirá como Fundación gastronómica– y la bahía de Jóncols. Un entorno rocoso, labrado por la erosión de la Tramuntana, cuya parte más elevada aún conserva los restos de una torre vigía del siglo XVI.

 

Un poco más al norte se halla el paraje del Cabo de Creus, abrupto promontorio situado a 672 metros de altitud, con un faro y una terraza-mirador donde quedarse absorto ante un maravilloso espectáculo natural: recortados acantilados que esculpen recónditas calas donde olvidarse del mundo, como si el tiempo se hubiera detenido. Este paraje incluye también las islas de la Maça Major y S’Encalladora.

Ya en el interior, el tercer paraje terrestre del parque, la Sierra de Rodes, acoge en la ladera de una de sus cimas el monasterio benedictino de Sant Pere de Rodes, del siglo IX al XI. Una auténtica joya del romántico catalán que forma parte de un conjunto monumental que incluye una iglesia, una torre campanario y otra torre de defensa. Desde este monasterio, que hoy día es una de las sedes del Parque, se accede por una ruta a pie a un espectacular mirador panorámico que ofrece las más impresionantes vistas del conjunto del Cabo de Creus, con Roses al fondo. Y muy cerca pueden admirare también las ruinas del Castillo de Sant Salvador de Verdera, del siglo IX.

 

La reserva marítima protegida ocupa un quinto del espacio del Parque Natural y oscila entre 1,3 y 0,2 millas mar adentro, destacando los espacios cercanos a los dos cabos –Creus y Norfeu, los Farallones –rocas altas y escarpadas que sobresalen del mar–, y la zona norte de la isla de S’Encalladora, destacando una riqueza subacuática visible practicando submarinismo. Todo este recortado litoral puede contemplarse también desde el mar con excursiones en catamarán que parten del puerto de Roses, o en una pequeña barca tradicional, desde Port Lligat.

Los amantes del senderismo podrán admirar la biodiversidad del Parque con sendas de gran recorrido, como la GR-11, que desde la sierra de l’Albera llega a la villa marinera de Llançà pasando por el monasterio de Sant Pere de Rodes; o la GR-92, que realiza un recorrido por todos los municipios del Parque –Llançà, Port de la Selva, Cadaqués, Roses, Palau-Savardera y Paz– enlazando con otro Parque Natural, els Aiguamolls de l’Empordà. Otra interesante opción es tomar el Antiguo Camino de Cadaqués al Cabo de Creus de 14,8 kilómetros.

 

Y tras brujulear por todo el entorno natural del Cabo de Creus, nada mejor que regresar a Roses para relajarse degustando su sabrosa oferta gastronómica, en la que reina un antiguo guiso marinero convertido hoy día en excelso manjar: el Suquet de Peix.