Cuatro destinos para la mejor Semana Santa junto al mar con Sallés Hotels

 

 

                Sallés Hotel & Spa Cala del Pí 5*

La segunda gran escapada vacacional de 2018, tras Reyes, bien merece un buen lugar donde disfrutarla. Para quienes escojan un destino junto al mar, Sallés Hotels tiene los establecimientos ideales en entornos tan variados del Meditarráneo como la Costa Brava, Barcelona, la Costa del Sol o Mallorca. Unos días de desconexión para relajarse con la pareja, en familia o con amigos al amparo de la filosofía de la cadena: que dormir sea solo una pequeña parte del sueño.

 

A un mes de Semana Santa, es el momento idóneo para escoger el lugar donde disfrutar de la segunda gran escapada vacacional de año. Para quienes no se decanten por la nieve o por participar de las tradiciones religiosas procesionales que proponen muchos destinos de interior, y simplemente busquen unos días de paz y sosiego, el mar es un escenario perfecto. Sobre todo para hacerlo sin la masificación veraniega del turismo de sol y playa.

 

El Mediterráneo es ideal para unos días de relax, paseando por esos caminos de ronda que serpentean entre coquetas calas mientras se inhala el inconfundible aroma del mar o por ciudades acariciadas por el Mare Nostrum. Desde la Costa Brava, al norte, a la Costa del Sol, al sur, o en una isla como Mallorca, cualquiera de estos escenarios invita a unas excelentes vacaciones de Pascua. Aunque para que se conviertan en inolvidables es preciso escoger el alojamiento idóneo que complemente ese destino.

 

Sallés Hotels, cadena que cuida hasta el más mínimo de los detalles, pretende con su filosofía –que dormir sea sólo una pequeña parte del sueño– que el cliente encuentre en sus establecimientos un destino en sí mismo. Y para ello ofrece cuatro opciones distintas para quienes escojan regalarse una Semana Santa junto al mar.

               Sallés Hotel & Spa Cala del Pí 5*

1–Costa Brava. Playa de Aro, situada su epicentro, es ideal para combinar los paseos por playas y calas con el shopping y la gran oferta gastronómica. Y también como punto de partida para descubrir pueblos medievales como Monells, Pals o Peratallada, que suponen un verdadero viaje en el tiempo. Quienes escojan este destino hallarán en el Sallés Hotel & Spa Cala del Pi 5* el lugar perfecto para descansar tras cada jornada. Ubicado en una antigua casa de verano, sobre una cala, dispone de 49 habitaciones de varias tipologías, diferentes zonas chill out con camas balinesas, terrazas para perder la vista en el horizonte mediterráneo, un completísimo spa con más de 600 m2 y un auténtico regalo para el paladar: su restaurante Aurum, donde el chef Eric Herce sorprende con sus creativas propuestas.

           Sallés Hotel Mas Tapiolas 4* S

Sin abandonar la Costa Brava aunque en un entorno de montaña, el frondoso valle de Solius, Sallés Hotel & Spa Mas Tapiolas 4*s propone dos interesantes opciones. Por un lado, las 40 habitaciones de su masía del siglo XIII reconvertida en establecimiento Premium, entre ellas las 11 exclusivas ‘Masia Desing’ diseñadas por Jordi Dalmau. Y por otro, sus 13 Suites Natura, donde escoger entre las de jacuzzi doble o piscina climatizada con cascada y cromoterapia, para una estancia de ensueño.

 

2–Barcelona. Las bulliciosas Ramblas, el selecto shopping de su Paseo de Gracia, el laberíntico barrio gótico, el Modernismo de la Sagrada Familia, la Pedrera o el Parque Güell… La Ciudad Condal es otro de esos destinos ideales para las vacaciones de Pascua. Allí, el Sallés Hotel Pere IV 4*, recién renovado íntegramente, es la perfecta base de operaciones para visitarla. Entre sus 195 habitaciones dispone de 33 triples y 22 familiares, pensadas para matrimonios con hijos y grupos. Su completísimo spa, al que ha incorporado un área de masajes y tratamientos, es perfecto para un relax después de las visitas. Además, su ubicación, en el emergente distrito 22@, lo sitúa a solo 10 minutos andando del majestuoso frente marítimo de 6 kilómetros que une la Barceloneta con el Forum.

Sallés Hotel Málaga Centro 4*

3–Costa del Sol. Su capital, Málaga, es otro destino urbano bañado por el Mediterráneo para una interesante escapada de Semana Santa. Un paseo por su casco antiguo permite impregnarse de su belleza monumetal ­–Catedral, Alcazaba, Castillo de Gibralfaro…– combinándola con sus desfiles procesionales. En esta zona se asienta precisamente el Sallés Hotel Málaga Centro 4*, con sus 147 habitaciones de cinco tipos y la posibilidad de escoger entre dos ambientes: clásico y cálido o moderno y funcional. Su terraza panorámica, Aurea, ubicada en la sexta planta, ofrece las mejores vistas de la ciudad. Y su restaurante Picasso destila cocina mediterránea con toques vanguardistas.

Sallés Hotel Marina Portals 4*

 

4­–Mallorca. La ‘isla de la calma’ hace honor a este apelativo sobre todo en Semana Santa, sin el trajín turístico veraniego. En la exclusiva zona de Portals Nous, a sólo 10 minutos en coche de su capital, Palma de Mallorca, se alza el Sallés Hotel Marina Portals 4*, ideal para familias. Muchas de sus 188 habitaciones están dotadas de dos dormitorios, perfectas para matrimonios con hijos. Y su inmenso jardín acoge un área exterior de recreo que hará las delicias de los más pequeños de la casa mientras sus padres miman el cuerpo con su espacioso Spa y sus tratamientos para el bienestar.

 

Para más información y reservas, consultar con la web de la cadena: www.salléshotels.com

 

 

Tarragona anima a vivir con pasión la Semana Santa más importante de Cataluña

A su reconocido patrimonio romano, Tarragona une también el atractivo de sus manifestaciones tradicionales, que tienen como punto álgido la Semana Santa, la más importante y multitudinaria de cuantas se celebran en Cataluña; no en vano, desde 2009 está reconocida en su conjunto como Fiesta de Interés Turístico por la Generalitat. Del 25 de marzo al 1 de abril, la ciudad revive la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo en ocho intensos días repletos de emotivos actos, entre los que destaca la Procesión del Santo Entierro el Viernes Santo.  

 

La historia está siempre presente en Tarragona. Y no solo por su gran imán turístico, el legado arqueológico romano de Tarraco, sino también por las tradiciones. De ellas dan fe los documentos escritos, como los que testimonian que ya desde la Edad Media, a mediados del siglo XVI, se celebraba allí la Semana Santa gracias a la labor de asociaciones y hermandades.

Hoy día, casi cinco siglos después, Tarragona sigue reviviendo con fervor la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo por el impulso de la Agrupación de Asociaciones de la Semana Santa de Tarragona, creada en 1928 e integrada por doce entidades, entre hermandades, cofradías, congregaciones y gremios. Su gran labor logró como fruto que la Semana Santa de Tarragona, en su conjunto, fuera declarada en 2009 Fiesta de Interés Turístico por la Generalitat, siendo la más importante y multitudinaria de cuantas se viven en Cataluña.

 

Como actos previos a los días de Semana Santa caben destacar la procesión del Gremi de Marejants, el 17 de marzo en El Serrallo, el barrio marinero; y la del 23 de marzo, Viernes de Dolores, del Gremi de Pagesos, que parte de la iglesia de San Lorenzo, único templo plenamente gótico que se ha conservado en Tarragona, y que cuenta con un paso, el del Santo Sepulcro, cuyas urna y peana son diseños del tarragonense Josep M. Pujol.

 

La primera de las grandes jornadas pascuales es la del Domingo de Ramos, 25 de marzo, con la tradicional bendición de palmas y ramos en la calle de les Coques, seguida de una procesión. La Catedral acogerá posteriormente la Misa Pontificia, mientras que la iglesia de Nazaret congregará el Vía Crucis de la Sangre, que se desarrollará por la Part Alta (casco antiguo) y el Paseo Arqueológico.

 

El Jueves Santo, día 29, cobrará protagonismo el barrio marinero del Serrallo, cuya coqueta iglesia de Sant Pere será epicentro del Pasillo de la Luz y de los turnos de guardia, rematando la jornada el Vía Crucis de la Hermandad del Santo Ecce-Homo, con su recorrido entre la Avenida María Cristina y el Santuario del Loreto.

 

La Procesión del Santo Entierro, punto álgido

 

Sin lugar a dudas, el momento más esperado de la Semana Santa tarraconense llegará el Viernes Santo, 30 de marzo, con la Procesión del Santo Entierro, no en vano participan en ella más de 5.000 cofrades ante la atenta mirada de unos 30.000 visitantes, lo que le valió ser declarada en el año 2000 Fiesta Patrimonial de Interés Nacional por la Generalitat.

 

La jornada arranca al amanecer con el Sermón de la Pasión, en la Catedral, seguido del Sermón de las Siete Palabras, en la ermita de Sant Magí. Por la tarde, los armados de La Sang acudirán a la recogida de los veinte Pasos de la docena de cofradías, hermandades, congregaciones y gremios participantes en la procesión. Ésta partirá a las 19.30 horas de la iglesia de Nazaret recorriendo en medio del fervor popular las principales calles y plazas de la Parte Alta (casco antiguo) para concluir, a medianoche, en la propia iglesia de la plaza del Rei.

 

Durante el fin de semana destacan, el Sábado Santo, la procesión de la Virgen de la Soledad y Vigilia Pascual, en la Catedral, rematada con una tradicional cantada de Caramelles, en la Sala de los Canónigos. Y el domingo, la Catedral tarraconense acogerá, a las 11.00 horas, la misa de Pascua de Resurrección.

 

Todos los actos y horarios pueden consultarse en el programa completo de la Semana Santa 2018, en la web: www.tarragona.cat/cultura/festes-i-cultura-popular/semana-santa-de-Tarragona, y en www.tarragonaturisme.cat.

 

 

El Hotel Alhambra Palace logra reducir al 50% su impacto medioambiental

Durante 2017 el centenario alojamiento se ha sometido a una renovación de sus estancias que ha afectado a sus habitaciones y cuartos de baño

Vista previa (se abre en una ventana nueva)

Hoy en día el 90% de los viajeros elige un hotel sostenible y el 34% está dispuesto a pagar por ello. Conscientes de esta realidad y fieles a su compromiso ético con el medio ambiente, el Hotel Alhambra Palace ha puesto en marcha una serie de medidas destinadas a reducir la huella de carbono, realizar un consumo de agua y electricidad mucho más eficiente y responsable o apostar por el uso de productos biodegradables.

El hecho de estar ubicado dentro de un área protegida por la UNESCO (el recinto de la Ciudadela) ha marcado desde sus inicios una clara línea a seguir en materia medioambiental ya que el Hotel Alhambra Palace debía respetar escrupulosamente el entorno en el que se hallaba situado, adecuando sus servicios a la normativa, utilizando valet parking (servicio de aparcacoches) en lugar de parking.

Hace apenas unos meses, en octubre de 2017, el alojamiento obtenía su quinta estrella tras realizar una ambiciosa reforma de sus habitaciones y de sus cuartos de baño para adaptarse a la normativa cinco estrellas.

La reducción del gasto energético mediante la utilización de aparatos y lámparas de bajo consumo o los sistemas de llave electrónica para desconectar tanto las luces como los dispositivos eléctricos una vez el cliente abandona su habitación, la limitación del lavado de toallas a petición del huésped y la eliminación de los puntos de pérdida de agua en tuberías y grifos, son algunas de las medidas puestas en marcha por el hotel durante el último año.

Asimismo, todos los detergentes y productos de higiene empleados para la limpieza del establecimiento son biodegradables y se usan en las proporciones adecuadas, eliminando el uso de clorofluorcarbonados (los conocidos CFC’s) y limitando la utilización de lejías y amoniacos.

Otras medidas puestas en marcha por el Alhambra Palace incluyen la reducción de desechos generados en sus instalaciones y la clasificación de dichos residuos para facilitar el reciclaje de los mismos. Además, todo el personal del hotel ha recibido formación complementaria y los jefes de departamento revisan periódicamente la situación medioambiental de su área de actuación.

En su afán por mejorar su gestión y hacer partícipes de la misma a sus clientes, el Hotel Alhambra Palace pone a disposición de sus huéspedes cuestionarios de calidad, a través de los cuales, pueden realizar las propuestas y sugerencias que consideren necesarias para mejorar la gestión medioambiental realizada por el establecimiento. Dichos cuestionarios están disponibles en todas las habitaciones del establecimiento y pueden ser solicitados en la recepción en cualquier momento de su estancia.

Apuesta por los productos de proximidad
Especialistas en ofrecer la mejor gastronomía mediterránea, una de las señas de identidad de la cocina del Hotel Alhambra Palace es la apuesta en firme por los productos de temporada, cultivados en zonas cercanas, hecho que revierte en un menor consumo energético en el combustible del transporte desde el origen al punto de venta, menores emisiones de CO2 a la atmósfera y la consecuente disminución de la huella de carbono.

De ahí que su menú ofrezca una gran diversidad de productos locales entre los que destacan los pescados y mariscos de Motril, las hortalizas de la vega granadina y las frutas del Valle de Lecrín así como los exóticos cultivos de la Costa Tropical. Todo ello regado con los novedosos y sorprendentes vinos de una industria vitivinícola en auge como lo es la granadina.

Sobre Hotel Alhambra Palace
Con 108 años de historia, el Hotel Alhambra Palace es el establecimiento de cinco estrellas más antiguo de España. Situado dentro de la Ciudadela de la Alhambra, en un enclave protegido por la UNESCO, y cerca de la famosa Alhambra de la ciudad nazarí, el Alhambra Palace emerge como centro social y cultural gracias a su carácter exclusivo y a su arquitectura única en el mundo. Su historia ha conferido al establecimiento un aire de grandeza que se traduce en las numerosas personalidades que han pasado por sus instalaciones y a los premios obtenidos, como la Medalla de Oro de Granada.
www.h-alhambrapalace.es

La Semana Santa de Sevilla, un viaje a través de los siglos

Con las vacaciones de Semana Santa a la vuelta de la esquina, viajar a Sevilla para conocer una de las Fiestas de Interés Turístico Internacional más populares de España es una opción ideal para descubrir la ciudad hispalense. Una demostración de religiosidad que, además, es un espectáculo artístico y etnográfico. En este contexto, los hoteles América Sevilla y Derby Sevilla, situados en el corazón de la urbe, se convierten en el complemento perfecto de alojamiento para realizar este viaje a través de los siglos. 

 La diversidad que caracteriza a nuestro país se plasma en la multitud de fiestas y tradiciones que se suceden a lo largo del año y que, además, suponen una de nuestras mayores señas de identidad. Así, Semana Santa se convierte en una de las festividades más características, transformando todo el territorio nacional.

Foto cedida por Turismo de Sevilla
Foto cedida por Turismo de Sevilla

Entre ellas, destaca la Semana Santa de Sevilla catalogada como Fiesta de Interés Turístico Internacional desde 1980. La ciudad se engalana para acoger un evento cargado de religiosidad, emoción y admiración artística, ya que los pasos muestran tallas realizadas desde la época del Barroco hasta nuestros días.

El centro de la ciudad se convierte en un ir y venir de gentes. Nazarenos y cofrades, costaleros, visitantes y sevillanos inundan el casco histórico hispalense para participar de una tradición centenaria que mantiene la emoción año tras año.

La ciudad más bonita del mundo, escenario de grandes largometrajes y acontecimientos históricos, transforma sus sonidos, olores y colores convencionales en aquellos típicos de la Semana Santa. Así, las calles sevillanas son un hervidero de tambores y cornetas, saetas y marchas procesionales, donde el olor a azahar e incienso invade cada rincón de la capital andaluza.

Foto cedida por Turismo de Sevilla
Foto cedida por Turismo de Sevilla

La pasión y el misterio se plasman en los más de 120 pasos que recorren las calles desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección. Las 54 cofradías que salen en procesión dejan escenas tan emblemáticas como las salidas de las iglesias o el paso del Cristo -el Cachorro- por el Guadalquivir, el recorrido del Jesús del Gran Poder, imagen de 400 años de antigüedad, o la salida de la Macarena en la Madrugá.

 Alternativa de alojamiento

 Para poder vivir y disfrutar de la Semana Santa de Sevilla es necesario apostar por una estancia cómoda, práctica, agradable y bien emplazada. Los hoteles América Sevilla y Derby Sevilla situados en la Plaza del Duque de la Victoria, en el corazón del casco histórico, se convierten en la mejor alternativa de alojamiento. Estos ofrecen servicios esenciales como son Wi-Fi gratuito, TV LCD, minibar, caja fuerte gratuita, baño completo, aire acondicionado, calefacción y suelos de tarima flotante. Además, la terraza del Hotel Derby Sevilla posee unas inmejorables vistas de la ciudad. En definitiva, una apuesta segura que garantiza las comodidades más recomendables en el corazón de la capital hispalense.

Puerto Antilla Grand Hotel, una opción perfecta para el turismo familiar

Cada vez son más los españoles que disfrutan del placer de viajar acompañados de su familia. El cuatro estrellas onubense situado en la Costa de la Luz, recientemente premiado con el Traveller’s Choice Award -otorgado por TripAdvisor- como uno de los 25 mejores hoteles para viajar en familia, reabre sus puertas el 23 de marzo. Así, Puerto Antilla Grand Hotel supone la opción ideal para escapar de la rutina y viajar rumbo a Islantilla donde grandes y pequeños podrán disfrutar de la amplia oferta turística con la que cuenta el destino.

De acuerdo con el último Estudio de Turismo Familiar en España, realizado por la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN), este tipo de turismo creció un 7,3% con respecto al año anterior. Así, las familias españolas registraron un impacto económico de 18.500 millones de euros en 2017, situándose los viajes en familia los terceros en el ranking por detrás de aquellos que deciden hacerlo en pareja o sin ninguna compañía, según datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Puerto Antilla Grand Hotel 4*

Puerto Antilla Grand Hotel, situado en Islantilla (Huelva), siempre ha apostado por el turismo familiar con zonas habilitadas para los pequeños de la casa y actividades exclusivas para el público infantil. Estas particularidades le han valido al resort onubense para obtener uno de los mayores reconocimientos a nivel de hotelería, el Traveller’s Choice Award que cada año otorga TripAdvisor por encontrarse entre los 25 mejores hoteles nacionales para viajar en familia.

Puerto Antilla Grand Hotel 4*

De este modo, de las 400 habitaciones que tiene el complejo, 106 son junior suites pensadas principalmente para este tipo de huéspedes. Puerto Antilla Grand Hotel dispone, además, de un Mini club, una piscina infantil al aire libre y multitud de espectáculos de animación, talleres de manualidades y juegos ideados exclusivamente para el entretenimiento de los peques de la casa. Tanto Pingo, el simpático camaleón mascota del hotel, como los monitores harán que estos se lo pasen en grande.

Dada su ubicación, es posible practicar turismo activo y de naturaleza, no sólo descubriendo el paraíso natural de la provincia de Huelva con la visita al Parque Nacional de Doñana, la Sierra de Aracena y Picos de Aroche o la Cuenca Minera, sino también por la práctica de deportes como vela, windsurf, catamarán, rutas a caballo, pádel, tenis y golf. Y es que el hotel cuenta con dos pistas de pádel, un gimnasio, una piscina climatizada, cuatro exteriores y el Club de Golf de Islantilla de 27 hoyos situado a escasos metros del establecimiento.

Todo ello se completa con el Prestige Club Sport Wellness & Spa y su oferta de restauración gracias al restaurante buffet Los Porches y el grill El Mirador de Puerto Antilla by Cerrojo Tapas.

 Con motivo de su reapertura el 23 de marzo, Puerto Antilla Grand Hotel quiere obsequiar a sus huéspedes con una especial oferta de Semana Santa: desde 45 euros por persona y noche en habitación doble estándar. Además, esta oferta se complementa con el 10% de descuento por reserva anticipada, es decir, si reserva con más de 60 días de antelación a la fecha de llegada. Toda la información y reservas pueden consultarse a través de su página web www.puertoantilla.com y en el teléfono 959 625 100.

 

La Noche de las Pepitas, un homenaje a la mujer ferrolana

Las fiestas y tradiciones conforman la seña de identidad de un destino. Acercarse a ellas supone una excelente oportunidad para conocer un lugar. Así, Ferrol, ciudad coruñesa situada en las Rías Altas gallegas, celebra el próximo 17 de marzo una de sus festividades más originales, la Noche de las Pepitas. La fiesta, declarada de Interés Turístico en Galicia, tiene como protagonistas la mujer y la música.

  La Noche de las Pepitas se ha convertido en una seña de identidad de Ferrol, incrementando cada año el número de visitantes. La festividad fue declarada de Interés Turístico en Galicia en 2013, pero los ferrolanos salen a ‘rondar’ a las calles desde hace más de 120 años. A pesar de que existen muchas teorías en torno a su origen, algunos ferrolanos, componentes de las actuales rondallas, afirman que “las Pepitas nacieron cuando se trabajaba de sol a sol y se iba a cantar a las novia por la noche, porque no había tiempo para verla a otra hora, así que se aprovechaba la noche para dedicarle alguna canción bajo su balcón”. Antiguamente, además, era común el nombre de Josefa o Pepa. De ahí que la tradición de ‘rondar’ derivase en un homenaje popular a todas las Pepas, y por extensión a todas las ferrolanas, la noche anterior a la festividad de San José.

Las rondallas de Ferrol son las protagonistas de esta fiesta, ya que éstas se encargan de homenajear a las mujeres ferrolanas, brindándoles canciones populares. Aunque éstas principalmente son de temática amorosa, también las hay que reflejan la vida cotidiana o el fervor religioso a la Virgen de Chamorro. Los rondallistas van ataviados con su vestimenta característica -capa, camisa, lazo, bufanda y cintas con escarapelas, de un color determinado que distingue cada rondalla– y se acompañan de instrumentos como mandolinas, guitarras, bandurrias, violines, laúdes, flautas, violoncelos o panderetas. Además, cada grupo cuenta con una ‘madrina’ que les guía y acompaña, y a la que dedican sus habaneros, pasacalles y vals.

En cuanto al programa de la fiesta, como es habitual, comenzará con un acto institucional a las 17.00 horas en el Teatro Jofre, para después, en torno a las 18.00 horas, salir a rondar por las calles del centro de Ferrol. Tras dos horas, a las 20.00 horas, las rondallas se juntan en la Plaza de Amboaxe para actuar bajo una carpa.

Cada rondalla cuenta con su propio cancionero para esa noche, cuyas letras aparecen en el pañuelo, un elegante folleto que se entrega a los viandantes para que puedan cantar junto a ellos. En los últimos años se ha popularizado que algunos establecimientos hosteleros repartan entre sus clientes los famosos ‘bicos’ –besos en gallego-. Se trata de un bizcocho con forma de corazón relleno de naranja y recubierto de chocolate negro, que fue ideado por la Escuela de Hostelería de Pontedeume.

  Sin lugar a dudas, la Fiesta de las Pepitas es una magnífica excusa para vivir un fin de semana diferente en Ferrol y aprovechar, así, para conocer algunos de los lugares más  emblemáticos de la ciudad, tales como el Ferrol de la Ilustración, su ruta del Modernismo o el streetart de las Meninas de Canido. Todo ello, sin olvidar sus hermosas playas, ideales para hacer surf, y su rica y variada gastronomía que tanto mima el producto de la tierra