Entre villas y viñedos: el turismo de naturaleza es único en la Ruta del Vino de Rioja Alavesa

Venir a Rioja Alavesa es disfrutar. El mar de viñedos que rodea a las villas medievales se convierte en el entorno perfecto para practicar deporte al aire libre. Encontramos variadas e interesantes rutas que recorrer a pie, en bicicleta o hasta en 4×4. Ya sea perdiéndose en su territorio o recorriendo la Ruta del Vino y el Pescado, o el Camino Natural del Ebro, los visitantes podrán vivir sensaciones únicas. Además, también encontramos 18 rutas senderistas, junto a parte del Camino de Santiago y el Camino Ignaciano que nos permiten conocer cada detalle de Rioja Alavesa.

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa es ese lugar del mundo donde todo es posible: su paisaje único se convierte en un marco ideal para practicar el turismo de naturaleza. Desde recorridos a pie y en bicicleta entre viñedos, hasta rutas en 4×4, actividades de piragüismo, kayak o stand up paddle -todas ellas en el Ebro-, marchas montañeras y todo aquello que el visitante pueda soñar. El amplio trazado de caminos y senderos que se extienden a lo largo y ancho de sus 316 kilómetros cuadrados son los mejores aliados para descubrir sus recursos naturales.

Desde las tierras de viñedos en Oyón hasta el puerto de Bermeo, el GR-38 atraviesa Euskadi de sur a norte atravesando cautivadores paisajes en una senda histórica conocida como la Ruta del Vino y el Pescado, en la que antaño se intercambiaban los productos de interior con los pueblos de costa. En su parte alavesa es posible disfrutar del contraste de paisajes, que van desde los robledales a las zonas boscosas y hayedos, las lagunas salobres de Carravalseca y Carralogroño y zonas de carboneras donde aún es posible observar cómo se producía el carbón.

El GR-99 o Camino Natural del Ebro, un largo sendero con más de 1.200 kilómetros que discurre desde el nacimiento hasta la desembocadura del río Ebro, cuenta con varias etapas que recorren Rioja Alavesa. En ellas se puede percibir el impresionante legado artístico que el asentamiento del hombre ha dejado en las localidades ribereñas, así como apreciar las diferencias y particularidades del paisaje y el propio camino.

Otras dos importantes referencias, que tienen en su origen movimientos de personas motivadas por sus creencias religiosas, son el Camino de Santiago, una variante que utilizaron peregrinos procedentes de Europa así como oriundos de la comarca, y el Camino Ignaciano. Este último recrea el trayecto que el caballero Ignacio de Loyola recorrió en 1522 desde Loyola hasta la ciudad de Manresa, un trayecto que cada vez más peregrinos transitan hoy con el fin de seguir su proceso espiritual.

Todas estas rutas, además de otras propias de la comarca, integran un el catálogo de rutas senderistas que incluye un total de 18 senderos para conocer Rioja Alavesa de una forma diferente. Las rutas de Samaniego, Leza, Navaridas y el Yacimiento Alto Castejón, el recorrido que conecta Navaridas, Elciego, Laguadia, Páganos y Leza, la Ruta del Dolmen en Villabuena de Álava, la Senda Verde de Bercijana en Yécora, la Ruta Verde Cultural, la ruta del Pinar de Dueñas, el complejo lagunar de Laguardia, la ruta Entre Viñas, la Ruta del Ebro por Labastida y el recorrido de la Ermita de San Ginés, en Labastida, son algunas de las más destacadas.

Puedes consultar todas las rutas senderistas aquí.

Para más información, rutadelvinoderiojaalavesa.com

Please follow and like us:
0

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.