Archivo de la etiqueta: Senderismo

5 RUTAS DE SENDERISMO POR LOS BOSQUES DE LEÓN

León, nunca mejor dicho, ¡se conoce paso a paso! Esta provincia te propone 5 rutas de senderismo para disfrutar del otoño en todo su esplendor: Los hayedos en Picos de Europa, el sabinar de Crémenes, el hayedo de Valporquero, los castaños de Las Médulas y el sabinar de Mirantes de Luna. La magia otoñal de sus bosques te invita a sumergirte en los parques nacionales, regionales y en los bosques más hermosos de este destino para descubrir un León diferente y un nuevo paisaje en cada esquina. Una nueva aventura repleta de tonos ocres y aromas a pura naturaleza.

La magia del otoño existe y no hace falta irse muy lejos para encontrarla. La provincia de León está repleta de bosques con duende, con ese ‘algo especial’ que lo inunda todo de colores ocre, dorado y aroma a naturaleza. Entornos privilegiados donde a cada paso, encuentras un paisaje diferente y te ofrecen espacios perfectos para practicar senderismo. El otoño en León se vive paso a paso.

Hayedos en Picos de Europa

Por su belleza natural, sus inconfundibles cumbres de roca caliza y el entorno privilegiado que guarda el interior de sus bosques, el Valle de Sajambre es espectáculo para los sentidos en la época otoñal. Está ubicado en el corazón del Parque Nacional de Picos de Europa y a su paso, regala auténticos tesoros de la naturaleza como los hayedos de Soto de Sajambre y Vegabaño. No hay truco en los colores, el arcoíris otoñal se encuentra en este rincón de la provincia de León y la mejor manera de descubrirlo es a través de sencillas rutas dispuestas a lo largo de este territorio.

Sabinar de Crémenes

Como si de un cuento de hadas se tratase, este entorno natural está compuesto de troncos retorcidos y agrietados de hoja perenne, siempre verde. Se ubica en el Parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre, en su vertiente sur y muy cerca del embalse de Riaño. Un bosque muy singular que bien podríamos denominarlo ‘reliquia’, ya que se trata de un reducto de los bosques que poblaban la Tierra en el Cuaternario. Este bosque de sabinas se encuentra situado entre las poblaciones de Las Salas y Crémenes, en una ladera caliza donde se pueden observar los ejemplares a la perfección a través de sus diversas rutas de senderismo.

Hayedo de Valporquero

Uno de los hayedos más conocidos de la provincia, muy próximo a la famosa Cueva de Valporquero, la segunda catedral más importante de León, siendo esta construida íntegramente por las manos de la naturaleza. Pasear por este hayedo nunca decepciona, un ejemplo perfecto de la belleza leonesa en otoño que se puede combinar a la perfección con una visita a las Hoces de Vegacervera. El paseo está completamente señalizado y adaptado para que todos los públicos puedan disfrutar de este entorno natural privilegiado.

Los castaños de Las Médulas

El yacimiento romano de Las Médulas esconde un tesoro más que, aun no tener relación con la extracción de oro, brilla por sí mismo gracias a su valor natural. Se trata de los castaños centenarios de Las Médulas, una ruta de senderismo donde cada árbol, tronco y cada castaño retorcido es una obra de arte en sí misma. Una belleza que se puede descubrir de una manera muy sencilla y para toda la familia, a través de la Senda de las Valiñas.

 

Sabinar de Mirantes de Luna

Nos transportamos al Parque Natural de Babia y Luna para conocer otro tesoro de la naturaleza que en otoño adquiere una esencia especial. Un viejo bosque de árboles retorcidos que fueron capaces de adaptarse al medio y echar raíces sobre la roca caliza. El acceso directo al Sabinar de Mirantes de Luna se puede hacer desde varios puntos a lo largo de la carretera que une las localidades de Mirantes y Miñera de Luna junto al embalse de los Barrios de Luna. También se puede obtener magníficas vistas de su conjunto desde varios miradores naturales habilitados junto a la presa. La belleza paisajística de esta zona es única.

El otoño en León es pura magia, belleza en cada rincón y mil y una opciones de senderismo. El calendario indica que es hora de poner en marcha la siguiente aventura y el destino está claro: la provincia de León.

Entre villas y viñedos: el turismo de naturaleza es único en la Ruta del Vino de Rioja Alavesa

Venir a Rioja Alavesa es disfrutar. El mar de viñedos que rodea a las villas medievales se convierte en el entorno perfecto para practicar deporte al aire libre. Encontramos variadas e interesantes rutas que recorrer a pie, en bicicleta o hasta en 4×4. Ya sea perdiéndose en su territorio o recorriendo la Ruta del Vino y el Pescado, o el Camino Natural del Ebro, los visitantes podrán vivir sensaciones únicas. Además, también encontramos 18 rutas senderistas, junto a parte del Camino de Santiago y el Camino Ignaciano que nos permiten conocer cada detalle de Rioja Alavesa.

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa es ese lugar del mundo donde todo es posible: su paisaje único se convierte en un marco ideal para practicar el turismo de naturaleza. Desde recorridos a pie y en bicicleta entre viñedos, hasta rutas en 4×4, actividades de piragüismo, kayak o stand up paddle -todas ellas en el Ebro-, marchas montañeras y todo aquello que el visitante pueda soñar. El amplio trazado de caminos y senderos que se extienden a lo largo y ancho de sus 316 kilómetros cuadrados son los mejores aliados para descubrir sus recursos naturales.

Desde las tierras de viñedos en Oyón hasta el puerto de Bermeo, el GR-38 atraviesa Euskadi de sur a norte atravesando cautivadores paisajes en una senda histórica conocida como la Ruta del Vino y el Pescado, en la que antaño se intercambiaban los productos de interior con los pueblos de costa. En su parte alavesa es posible disfrutar del contraste de paisajes, que van desde los robledales a las zonas boscosas y hayedos, las lagunas salobres de Carravalseca y Carralogroño y zonas de carboneras donde aún es posible observar cómo se producía el carbón.

El GR-99 o Camino Natural del Ebro, un largo sendero con más de 1.200 kilómetros que discurre desde el nacimiento hasta la desembocadura del río Ebro, cuenta con varias etapas que recorren Rioja Alavesa. En ellas se puede percibir el impresionante legado artístico que el asentamiento del hombre ha dejado en las localidades ribereñas, así como apreciar las diferencias y particularidades del paisaje y el propio camino.

Otras dos importantes referencias, que tienen en su origen movimientos de personas motivadas por sus creencias religiosas, son el Camino de Santiago, una variante que utilizaron peregrinos procedentes de Europa así como oriundos de la comarca, y el Camino Ignaciano. Este último recrea el trayecto que el caballero Ignacio de Loyola recorrió en 1522 desde Loyola hasta la ciudad de Manresa, un trayecto que cada vez más peregrinos transitan hoy con el fin de seguir su proceso espiritual.

Todas estas rutas, además de otras propias de la comarca, integran un el catálogo de rutas senderistas que incluye un total de 18 senderos para conocer Rioja Alavesa de una forma diferente. Las rutas de Samaniego, Leza, Navaridas y el Yacimiento Alto Castejón, el recorrido que conecta Navaridas, Elciego, Laguadia, Páganos y Leza, la Ruta del Dolmen en Villabuena de Álava, la Senda Verde de Bercijana en Yécora, la Ruta Verde Cultural, la ruta del Pinar de Dueñas, el complejo lagunar de Laguardia, la ruta Entre Viñas, la Ruta del Ebro por Labastida y el recorrido de la Ermita de San Ginés, en Labastida, son algunas de las más destacadas.

Puedes consultar todas las rutas senderistas aquí.

Para más información, rutadelvinoderiojaalavesa.com

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa, donde el paisaje se vive

Llegar a un territorio donde la naturaleza se convierte en el mejor fondo para las historias, hilo conductor de aventuras y digna protagonista de las visitas. Así es la Ruta del Vino de Rioja Alavesa, donde sus impresionantes paisajes quedan para siempre marcados en el corazón. Un espacio donde las grandes llanuras, plagadas de los mares de viñedos de la comarca, contrastan con la naturaleza más salvaje presente por el río Ebro y la Sierra de Toloño, y que ofrecen al visitante un contraste perfecto para sumergirse en un entorno natural del que enamorarse. Un lugar donde las experiencias que se pueden vivir se cuentan a pares, y que ahora puedes adquirir sin tener que salir de casa gracias a Visit Rioja Alavesa.

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa es ese lugar en el mundo donde todo es posible. Un espacio en donde la cultura, la naturaleza y la historia se dan la mano creando una conjugación perfecta y creando un paisaje que enamora. Llegar a la comarca es sumirse en sus mares de viñedos, que llegan hasta donde alcanza la vista, toparse con sus innovadoras bodegas, que contrastan perfectamente con los pueblecitos medievales que han visto su crecimiento y desarrollo, añada tras añada. Es llegar a un lugar donde la naturaleza se convierte en la protagonista del paisaje, de historias, de memorias que se guardan para siempre en el corazón.

Cercada por el río Ebro al sur y por el macizo de la Sierra de Toloño al norte, Rioja Alavesa permite sumergirse por completo en un entorno natural, al tiempo que se recorre, de villa en villa, un sinfín de lugares que marcan para siempre el corazón. Y para recorrerlos, nada mejor que seguir algunas de las rutas senderistas más interesantes que recorren la comarca: la GR99 o Camino Natural del Ebro, la Ruta del Vino y del Pescado o GR 38 y el Camino Ignaciano o GR 120, así como otras rutas que parten desde los municipios.

Gracias a sus características, la Ruta del Vino de Rioja Alavesa se convierte en el epicentro de actividades ideal para todos aquellos que quieran disfrutar al completo de la experiencia. Ya sea acercándose al Ebro a practicar deporte, subir hasta los imponentes miradores de la Sierra de Toloño, o simplemente dejándose llevar entre viñedos, conociendo los secretos de los vinos que emanan de esta tierra, y sorprendiéndose por los contrastes entre villas y bodegas, todo viajero encontrará su plan ideal en plena naturaleza de la mano de la Ruta del Vino de Rioja Alavesa.

Para que encontrar esta experiencia sea todavía más sencillo, la Ruta ha apostado por la creación del portal Visit Rioja Alavesa, donde los viajeros pueden conocer, de primera mano y sin tener que salir de casa, el sinfín de oportunidades que tienen de disfrutar del territorio antes de haber llegado. “Camina entre un infinito mar de viñedos”, “A través del Ebro” o “Los balcones” son solo algunas de las experiencias que disfrutar gracias al portal. Y es que ya no quedan excusas para sumergirse en un entorno completamente natural como el de la Ruta del Vino de Rioja Alavesa y no disfrutarlo intensamente.

Puedes consultar todas las experiencias en visitriojaalavesa.com

Para más información, rutadelvinoderiojaalavesa.com